Hoy es 25 de Junio de 2024, Chihuahua, MX.

El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró la depreciación del peso mexicano frente al dólar como algo normal, tras el anuncio en la previa de los legisladores de Morena y aliados acerca de la aprobación en septiembre de 18 reformas constitucionales, entre las que se encuentran la del Poder Judicial y la desaparición de organismos autónomos.

En la conferencia matutina de Palacio Nacional, López Obrador detalló que pese a lo anterior, la economía mexicana está muy sólida.

“Es algo normal, debemos los mexicanos celebrar que la economía de nuestro país está muy sólida, tenemos una economía fuerte (…) Es natural, normal, que se den estos vaivenes en cuanto a la apreciación o depreciación de nuestra moneda”, indicó.

“Ayer siguió siendo el peso durante los últimos tiempos, la moneda que más se ha fortalecido en el mundo con relación al dólar. Llegó en la pandemia a 25 pesos y ayer ni siquiera llegó a 18 pesos, estamos hablando de siete pesos menos. Claro que ya nos estábamos acostumbrando a 16.60”, señaló.

El mandatario mexicano reconoció que la reforma que más nerviosismo produce en los mercados es la del Poder Judicial, en donde se planea elegir por voto popular a jueces, magistrados y ministros.

“Es lo que tiene que ver con los mercados, pero ni siquiera es algo general, es porque hubieron elecciones. Es más, el lunes subió el dólar y todavía no se sabía bien lo de la mayoría calificada”, declaró.

“Ah, porque quiero aclararles que de todas las reformas que estamos promoviendo, la que supuestamente produce más nerviosismo en los mercados es la reforma al Poder Judicial, ¿por qué creen? Por que el Poder Judicial está secuestrado, está al servicio de una minoría, de los de arriba, ya lo he dicho aquí y ellos lo saben muy bien”, expuso.

Las declaraciones del mandatario mexicano ocurren luego de que en la previa, diputados de Morena y aliados anunciaran la potencial aprobación de las reformas constitucionales que realizó el presidente López Obrador en febrero pasado, que provocó una depreciación del peso, que llegó hasta las 18 unidades por dólar, y nerviosismo en los mercados.

La caída del peso y de los mercados se dio luego del desplome del “lunes negro”, que hace tres días vivieron los centros bursátiles y la moneda mexicana, tras el triunfo electoral de la morenista Claudia Sheinbaum,

Los temores y el nerviosismo financiero se basan en que el oficialismo, que integra el gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y los partidos del Trabajo y Verde Ecologista de México (PVEM), anunciaron que con la mayoría calificada que alcanzarán en ambas Cámaras del Congreso, poco más de dos terceras partes, aprobarán reformas constitucionales que incluyen un cambio legal al Poder Judicial y la eliminación de órganos autónomos.

Esto, les permitiría llevar a cabo modificaciones legales a la Constitución mexicana, reglamentos y normas sin necesidad de un consenso o diálogo con las demás fuerzas políticas o algún otro actor.

Hace dos días, el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, quien aceptó continuar en el Gobierno mexicano cuando Sheinbaum asuma como presidenta, prometió a los inversores internacionales que “habrá estabilidad económica” tras la caída del peso y la bolsa del lunes.

WhatsApp