Hoy es 24 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

La mitad de los mexicanos está infeliz con su trabajo y eso tiene implicaciones en indicadores como la permanencia en el empleo, la productividad o el compromiso laboral.

El 20 de marzo de cada año se conmemora el Día Internacional de la Felicidad, fecha decretada por la Organización de la Naciones Unidas (ONU) para reconocer la relevancia de este tema junto con el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos, y el contexto laboral no es ajeno a ello.

De acuerdo con una encuesta de Computrabajo, el 48% de los trabajadores en México no está feliz con su empleo, eso se refleja en un crecimiento en la intención de cambiar de trabajo. Al menos nueve de cada 10 personas manifiestan interés en buscar nuevas oportunidades laborales en la actualidad.

“Las prácticas y estrategias actuales de las empresas se deben replantear ya que, en comparación del año pasado, más colaboradores se han visto insatisfechos con lo que reciben de la compañía, y buscan oportunidades que alcancen los mismos objetivos que ellos tienen”, dice Alejandra Martínez, responsable de Estudios del Mercado Laboral de Computrabajo México.

La felicidad en el trabajo va más allá de los eventos corporativos, una buena decoración de la oficina o trabajadores sonriendo todo el tiempo. “El concepto abarca la creación de un espacio saludable donde los colaboradores se sientan seguros y puedan estar satisfechos con su trabajo” , indica WeWork es su informe Retos y perspectivas del trabajo: revelando las claves de la evolución laboral.

La felicidad en el trabajo no es sólo sentirse bien, es una combinación de factores que influyen en dos vertientes: las emociones placenteras que se experimentan en el día a día (lo hedónico) y sobre cómo se evalúa la vida, explica Rosalinda Ballesteros, directora del Instituto de Ciencias del Bienestar y de la Felicidad de Universidad Tecmilenio.

En el entorno laboral, lo hedónico se relaciona con aspectos como el ambiente de trabajo o las relaciones con compañeros de trabajo y líderes, y a su vez, esto puede variar en la experiencia que tienen los trabajadores de diversas generaciones. “Tenemos que ver la diversidad en los equipos de trabajo para generar estos ambientes placenteros y positivos”, señala la especialista.

La segunda vertiente, comparte Rosalinda Ballesteros, se relaciona con la percepción de los trabajadores sobre elementos como las políticas internas de la empresa, el sueldo, la conciliación vida-trabajo o el desarrollo profesional. “Una de las variantes más importantes es aprender cosas nuevas, las personas que aprenden cosas nuevas evalúan mejor su vida”.

¿Qué hay detrás de la infelicidad en el trabajo? El Índice de Relaciones Laborales de HP identifica cinco factores que más influyen en la satisfacción de las personas con su empleo: sentido de propósito, liderazgos con inteligencia emocional, cultura organizacional centrada en los colaboradores, desarrollo de nuevas habilidades y una buena experiencia en el espacio de trabajo.

De acuerdo con el reporte de WeWork, la felicidad en el trabajo es una de las tendencias más importantes para el mundo laboral. La satisfacción que tienen las personas con su empleo tiene indicadores clave con los que se puede medir: disminución de ausencias, la reducción de gastos médicos, el aumento de la lealtad de los empleados, el compromiso y la disminución de la rotación, son sólo algunos ejemplos.

“La satisfacción laboral no solo beneficia el bienestar individual de los colaboradores, sino que también tiene un impacto positivo directo en el rendimiento general de la compañía, volviendo crucial la implementación de medidas específicas que sumen”, subraya Alejandra Martínez.

Felicidad en el trabajo ¿Por dónde empezar?

Para Rosalinda Ballesteros, una de las claves para crear espacios de trabajo felices es desarrollar líderes que cuiden su bienestar y demuestren que puede haber un balance entre la vida laboral y personal.

Los líderes se pueden convertir “en modelos positivos” para los colaboradores, pero también pueden ser “modelos que muestran vicios que llevan al estrés en exceso. Los líderes tenemos una doble responsabilidad de cuidarnos por nosotros para tener un mejor desempeño, pero también porque el resto del equipo nos está viendo”, afirma la especialista.

“La alta proporción de personas considerando un cambio resalta la importancia que las organizaciones deben darle a enfocarse en promover medidas para aumentar la satisfacción laboral, lo cual no sólo fidelizaría a los colaboradores actuales, sino que también atraería a nuevos talentos en un mercado laboral en constante evolución”, apunta Alejandra Martínez.

De acuerdo con Computrabajo, enfocarse en el ambiente de trabajo, las oportunidades de desarrollo, replantear los beneficios para los empleados, fortalecer las relaciones interpersonales y procurar el bienestar de las personas, son acciones que contribuyen a un entorno laboral feliz.

WhatsApp