Hoy es 05 de Marzo de 2024, Chihuahua, MX.
México

 En seis años, China toma liderato en exportación de autos a México

 En seis años, China toma liderato en exportación de autos a México

Gracias a las alianzas con rivales occidentales y a su arsenal de marcas nacionales, en menos de una década China se posó en el trono de la proveeduría de autos importados en México.

Durante el 2023, la venta de vehículos procedentes del país asiático en territorio mexicano creció 45.9% a un nivel récord de 265,882 unidades, de acuerdo con el Registro Administrativo de la Industria Automotriz de Vehículos Ligeros, que lleva el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

Se trata del mayor volumen para cualquier proveedor externo del mercado mexicano. La cifra más que duplica los 120,727 autos provenientes de Brasil, el segundo suministrador.

El año pasado, 19.5% de los automóviles ligeros nuevos vendidos en México fue producido en China. Uno de cada cinco.

Para poner perspectiva: en el 2016, cuando en los registros del Inegi volvió a figurar la importación de autos chinos —luego de la fallida aventura de los autos de la marca china FAW en el 2008 y el 2009—, su participación en las ventas totales fue minúscula. Apenas de 0.04%, con 661 unidades.

Seis años después, en el 2022, los automóviles de plantas chinas tomaron, por primera vez, la delantera en la proveeduría de autos importados, al apoderarse de 16.6% del mercado total, con el suministro de 182,253 vehículos.

De modo que en el 2023 sumaron a su cuenta casi tres puntos porcentuales de participación.

Hasta el momento, el primer motor del éxito chino en México es la alianza de empresas chinas y occidentales.

Los números lo muestran: seis de cada 10 vehículos procedentes de China en el 2023 son de marcas no chinas, con General Motors (GM) como el primer importador.

La empresa estadounidense trajo 138,735 automóviles ensamblados en el país asiático, lo que representa 52% de los autos procedentes de China.

Le siguen MG Motor, con 60,128 unidades, Chirey, con 27,155, Ford (12,313), Omoda (11,329), Motornation —que vende las marcas BAIC, Changan y JMC— (8,460), Chrysler (7,516), BMW (136), Peugeot (102) y Renault (8).

Seis de los 10 modelos chinos más vendidos son Chevrolet, la marca más vendida de GM en México. El más popular en ese listado es el subcompacto Aveo, del que se vendieron 52,254 unidades el año pasado.

En orden, en ese ranking le siguen el subcompacto Onix (tercero), los SUV Captiva (cuarto), Groove (quinto), el utilitario Tornado Van (sexto) y la pickup S10 Max doble cabina (octava).

Otro dato: tres de cada cuatro vehículos vendidos por GM en México el año pasado son de procedencia china.

La gran mayoría de estos proviene de la alianza con la armadora china SAIC Motors, cuyos productos son “rebrandeados” para su venta en México (como los citados compactos Aveo y Onix o los SUV Captiva y Groove).

Oleada de marcas

La otra parte del éxito chino, son las marcas propiamente chinas. En solo siete años han arribado al país más de una docena de ellas. Por su orden de llegada, antes del 2023, figuran BAIC (2016), JAC (2017), MG (2020), Changan (2021), JMC (2021) y Chirey (2022).

En tanto, el año pasado hicieron su debut Omoda, Jaecoo, Jetour, BYD, Great Wall Motors (GWM), Geely y GAC. Algunas como GWM incluyen, de hecho, una gama de submarcas (Haval, Ora, Wey, Tank y Poer), que buscan atacar distintos nichos de mercado.

La más exitosa de todas hasta la fecha es MG, originalmente británica, pero adquirida en el 2005 por la ya mencionada SAIC Motors, que ensambla los modelos más populares de GM en México en este momento.

El año pasado MG escaló el año pasado al octavo sitio entra las marcas más vendidas de México, con una participación de mercado de 4.4%, por delante de empresas de mayor tradición como Hyundai, Ford, Renault o Honda.

En la disputa de nacionalidades por el mercado mexicano, el rival a vencer para China ahora es, precisamente, México. En el 2016 casi uno de cada dos vehículos vendidos en nuestro territorio era ensamblado aquí. La relación el año pasado fue de uno de cada tres.

El ímpetu de las marcas chinas y sus alianzas amenaza con seguir estrechado esa cuota.

WhatsApp