Hoy es 22 de Julio de 2024, Chihuahua, MX.

Pese a que México mantiene una tasa de desocupación en mínimos históricos, con un 2.5% en el primer trimestre del 2024, el desempleo impulsado por insatisfacción laboral ha crecido en los últimos tres años y se encuentra en una cifra récord, de acuerdo con lo reportado por la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

En el período enero-marzo de este año, el 25.5% de las personas en desocupación se encontró en esta condición por insatisfacción con su empleo anterior. Éste es el nivel más alto para un primer trimestre desde el 2005, año en el que comenzó a medirse el mercado laboral a través de la ENOE.

La población desocupada engloba a todas las personas que no tienen trabajo, pero se encuentran en una búsqueda activa de empleo. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) también reporta los motivos por los cuales se presenta el desempleo: pérdida del puesto laboral, insatisfacción con el empleo anterior, cierre del negocio o sin experiencia previa.

Entre 2021 y 2024 se duplicó la cifra de personas que se sumaron a una desocupación por un descontento con su trabajo previo. La proporción pasó de 12.2 a 25.5% del total de desempleados, luego de que se llegara a su nivel más bajo de la historia por los efectos de la pandemia de Covid-19 en el mercado de trabajo.

De acuerdo con el Análisis de tendencias y salarios 2024 de Hays, la proporción de personas que no está a gusto con su trabajo ha crecido exponencialmente en los últimos años. La firma de reclutamiento lo ha demoniado “la era de la insatisfacción laboral”.

Según la investigación de Hays, el sueldo, los beneficios, el bienestar y el liderazgo, son los principales factores que llevan a las personas a cambiar de trabajo. “Las estrategias de retribución abarcan mucho más que el salario, y como el 41% expresa insatisfacción con sus beneficios, las organizaciones tienen una gran oportunidad de abordar algunas de las demandas de sus empleados de más retribución con su estrategia de beneficios”.

Éste no es el único estudio que evidencia una mayor intención de la fuerza laboral abuscar nuevas oportunidades laborales por una insatisfacción con su trabajo. El informe La revolución invisible de PageGroup también da cuenta de este fenómeno; al menos 68% de los mexicanos se considera buscador activo de empleo, aunque estén laborando.

“La alta rotación será una amenaza permanente en la era del nuevo talento. El cambio no solo es resultado de la pandemia, sino una evolución más amplia de las expectativas de los profesionales, que ya no esperan a quedarse en un solo rol, sino que las organizaciones les ofrezcan algo mejor”, señala la firma en su reporte.

La investigación de PageGroup muestra que la satisfacción laboral es el segundo aspecto más importante en las carreras profesionales. Y para que los empleados se sientan a gusto en su empleo demandan: equilibrio vida-trabajo, buena remuneración, capacitación y desarrollo, relación sana con los jefes, gestión de talento clara y espacios de trabajo abiertos.

3 de cada 10 desempleados renunció a su trabajo  

De la población desocupada en el primer trimestre del 2024, el 35.4% se sumó a esta condición porque renunció a su empleo. En 2022 ese universo era de 27.2%, aunque esto se explica por la disminución marcada en el renglón de quienes se han integrado al desempleo porque perdieron o terminó su puesto de trabajo, según lo reportado por el Inegi.

Lo que sí se ha movido son los motivos del desempleo. La insatisfacción laboral fue el renglón que más creció en los últimos tres años. Esto sí refleja un cambio de comportamiento en los impulsores para dejar un empleo e iniciar la búsqueda activa de nuevas oportunidades.

Las personas ya no esperan sólo un salario en el trabajo, quieren una experiencia positiva en torno al empleo. De hecho, el balance entre la vida laboral y personal es el factor que más influye en la satisfacción de las personas, indica PageGroup en su investigación.

Estos movimientos implican un reto para las empresas que desean competir por los mejores perfiles, pues la oferta de valor que podía ser atractiva hace algunos años, quizá en la actualidad no tenga mucho sentido para que las personas se queden en una compañía o decidan incorporarse.

WhatsApp