Hoy es 15 de Junio de 2024, Chihuahua, MX.

En entrevista para EL UNIVERSAL, Montenegro detalló que aunque se creyó que el personaje que quedaría a la cabeza del cártel sería Ovidio Guzman, la realidad es que fue Iván Archivaldo quien tomó las riendas de la organización. “Recordemos que hace algunos años él ya había sido aprehendido en la Ciudad de México, entonces él ya tenía noción de qué hacer con el negocio, cómo traficar, cuáles son los contactos en México y en Colombia”.

Explicó que los hechos ocurridos en el conocido “Culiacanazo”, en Sinaloa, donde fuerzas de seguridad federales se enfrentaron al grupo delictivo con el objetivo de llevar a cabo la detención de Ovidio Guzmán, fue un parteaguas en el fortalecimiento del cártel. Además de que significó un revés para la estrategia de seguridad implementada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, porque develó las complicidades del gobierno y el narcotráfico.

“El ‘Culiacanazo’ marca como el Presidente prefiere liberar a un capo en lugar de enfrentarlo y aplicar todo el peso de la ley para retirarlo de la zona de conflicto y someterlo a la justicia que tanto se había estado esperando”, dijo.

Sostuvo que éste fue un acontecimiento clave que marcó el sexenio del Presidente, pues “Los Chapitos” hicieron alarde y lujo de toda la violencia y todo el poder armamentístico y político que poseían. “Es cuando el Estado mexicano queda más que evidenciado que es más débil que el narcotráfico, en la década de los 90, los 80, los 70, el narcotráfico era comparsa del gobierno y el gobierno dictaba las operaciones delictivas a su favor, hoy día el narcotráfico es quien dicta la agenda política del Estado mexicano”.

Además, aseveró que con “El Cualicanazo”, “Los Chapitos” fortalecieron y reafirmaron su poder como una de las organizaciones criminales más importantes. “Se sentían con tanta confianza y soltura que después del primer Culiacanazo Ovidio Guzmán se vino a vivir temporadas largas a la Ciudad de México en las que pudo pasearse por la ciudad”.

Por otro lado, con relación a la crisis de fentanilo y estupefacientes que vive Estados Unidos, Montenegro afirmó que “Los Chapitos” son los principales promotores de la droga. “Es muy rentable para ellos, es un negocio que fluctúa y además existen métodos de trasiego que les resultan muy eficientes porque son pastillas, lo que permite que sean fácilmente transportable en cualquier dispositivo”.

Con respecto al informe de la DEA que reveló la presencia del Cártel de Sinaloa en por lo menos 50 estados de Estados Unidos, Montenegro secundó las declaraciones del exagente de la DEA, Mike Vigil, quien aseguró que esto no es nuevo, pues este hecho ocurrió desde hace cinco años.

Asimismo, acusó que el hecho de que Estados Unidos niegue que contribuye al tráfico de drogas en su territorio es erróneo. “Del otro lado de la frontera qué pasa; también hay agentes de la DEA corruptos, agentes de la CIA y patrulla fronteriza corruptos. Ellos lo saben, han operado para narcotraficantes, hay expedientes de agentes de la DEA que han sido investigados porque han sido cómplices del Cártel de Sinaloa”.

Montenegro también precisó que indudablemente el narcotráfico ha gestionado acuerdos con los gobiernos para resultar beneficiado de éstos, y remarcó que durante su sexenio el presidente López Obrador ha mostrado mucha simpatía por la familia Guzmán. “Muchas de las visitas frecuentes del Presidente a Badiraguato, Sinaloa, muchas de las obras de infraestructura que se han hecho en la zona, la posibilidad de que exista un museo del narcotráfico, es decir, la intención del Presidente de viajar constantemente a Badiraguato y la sospecha de que exista una relación más que cercana con los hijos de ‘El Chapo’ es más que evidente”.

Aunado ello, Montenegro consideró que, durante la administración de Claudia Sheinbaum se consolidará la imagen criminal de Iván Archivaldo como líder de “Los Chapitos”. “Me parece que en la nueva administración se va a consolidar un nuevo capo; he lanzado una hipótesis de acuerdo a los estudios y a la reconfiguración del mapa criminal que puede consolidarse la imagen de Iván Archivaldo Guzmán Salazar como la figura dominante del narcotráfico mexicano”.

Sobre los rumores que han circulado en torno al deterioro de la salud de Ismael “El Mayo” Zambada, Montenegro indicó que si bien el capo está en decadencia, es un personaje que ya no figura en el mapa criminal, pues se desempeña como un operador político criminal dentro de la organización. “Mucho del liderazgo que tenía ‘El Mayo’ Zambada ya sólo está en manos de él y en algunos de sus yernos, por lo que si muriera, de ahí se derivaría un liderazgo de los Zambada. Los hijos yo lo veo muy lejano porque ellos ya se han querido alejar del tema del crimen organizado”.

El autor también abordó las implicaciones que tuvo la reciente liberación Emma Coronel para la célula criminal, por lo que apuntó que tras las disputas para quedarse con la marca de “El Chapo” y comercializar productos de belleza, ropa, textiles, fragancias, encendedores, cinturones, zapatos, etc., así como la realización de una bioserie del narcotraficante mexicano, se dio un distanciamiento entre los hijos y Coronel.

“Con los hijos después se distanciaría por el tema de la licencia de ‘El Chapo’, e inclusive por lo mediáticas que se volvieron las visitas de Emma Coronel al penal, las audiencias y el acercamiento que tenía con los medios de comunicación tras la detención de Guzmán Loera, pues para los hijos esto empezó a ser incómodo y la fueron relegando poco a poco de los cargos y funciones que tenía”, comentó.

Finalmente, Montenegro señaló que a su parecer, en un futuro podremos atestiguar la consolidación del cártel de “Los Chapitos” como una organización independiente, porque de acuerdo con informes, los hijos de “El Chapo” quieren desprenderse para conformar un cártel más grande con presencia en la capital mexicana.

“Veo el empoderamiento y el crecimiento de Iván Archivaldo, de Jesús Alfredo Guzmán Salazar, veo una o dos capturas importantes al principio, en los primeros años del sexenio de Claudia Sheinbaum, quizá para legitimarse como la han hecho otros presidentes. Habrá reacomodos de la estructura criminal y veremos mediante las capturas, los incautamientos y los operativos de las autoridades, tanto mexicanas como estadounidenses, qué tanto atacarán a las organizaciones, de ahí veremos quienes serán los consentidos del próximo gobierno”, dijo José Luis Montenegro.

Adicionalmente, Montenegro opinó que en un escenario donde el presidente López Obrador desvaloriza y descalifica a medios de comunicación y a periodistas por desentrañar los vínculos de los gobiernos con el crimen organizado, éstos tienen que hablar y no callarse cuando se trata de temas que no afectan sólo a uno sino a toda la sociedad.

Con información de El Universal

WhatsApp