Hoy es 23 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

Porque unas monedas extra nunca están demás, invertir tu dinero podría ser mejor que ahorrarlo; sin embargo, el monto y el plazo al que debemos hacerlo es variable dependiendo de nuestro estilo de vida y necesidades.

Aunque los Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes) son productos financieros seguros para hacer crecer desde 100 pesos, lo cierto es que antes de meter tu dinero debes conocer cuál es tu perfil de inversionista.

Para ello, debes tomar en cuenta tu presupuesto, el sueldo, tus necesidades y el destino que tendrá el dinero una vez que puedas retirarlo de la plataforma en la que estás invirtiendo.

¿Qué perfil de inversionista tengo?
Existen tres tipos de inversionistas: las personas que lo hace a corto, mediano o largo plazo. De acuerdo con sus metas, es conveniente que lo hagan en Cetes o Udibonos, y en plazos que van hasta los 30 años. Así puedes saber cuál te conviene más.

Inversionista a corto plazo
Las personas que desean tener un ‘ahorrito’ para cualquier contingencia o hasta para salir de vacaciones, pueden tener distribuido su dinero a través de cetes, en un plazo de 28, 91 y 182 días, pues solo requieren proteger el dinero de la inflación.

No obstante, al ser periodos cortos (de uno a seis meses) no es posible generar ganancias reales, sino sólo un “guardadito” donde ahorrar sin que nuestro dinero pierda valor.

Inversionista a mediano plazo
Si lo que buscas es hacerte de algo que cuesta más dinero, como comprar un auto, hacer un viaje al extranjero, remodelar tu casa o adquirir un gadget, una inversión a mediano plazo podría ser la más conveniente.

Para este tipo de personas, lo recomendable son los bondes a un año y los bonos, pues aunque los plazos en los que puedes necesitar el dinero pueden ser más cortos que tres, cinco o más años, este producto financiero tiene la ventaja de que se pueden vender en el momento que quieras.

Lo único que debes tomar en cuenta en caso de vender los bondes es que lo hagas a un precio mayor al los adquiriste. Por ello, debes ponerte ‘trucha’ y estar pendiente de los movimientos de la serie de bonos o bondes que compraste para saber cuándo es el momento adecuado sin tratar de especular.

Inversionista a largo plazo
Esta inversión vale la pena para aquellos que desean comprar una casa, poner un negocio o jubilarse.

Para estos objetivos, los expertos recomiendan realizar una inversión en udibonos, los bonos a 20 o 30 años y los bondes a cinco años, pues con el paso del tiempo brindan mejor rendimiento (de 6 a 7 por ciento, o en el caso de los udibonos que manejan tasas reales de 1 a 2 por ciento).

¿Qué es mejor los Cetes o udibonos?
Como lo mencionamos anteriormente, no es que sea mejor la inversión en Cetes o udibonos, pues depende de las metas que quieras alcanzar con el dinero que inviertas y el tiempo que estés dispuesto a dejarlo trabajar.

Las inversiones en Udibonos son a largo y mediano plazo, en un periodo de 3, 10 o 30 años. Al invertir en Cetes puedes disponer de tu dinero en todo momento y obtener rendimientos en tan solo 28 días.

¿Qué rendimientos ofrecen los productos financieros de Cetes directo?
Para marzo, Cetes directo ofrece los siguientes rendimientos en sus productos financieros:

Cetes a tres meses: +11.22 por ciento
Cetes a seis meses: +11.24 por ciento
Cetes a un año: +11.14 por ciento
Cetes a un año: +11.14 por ciento
BONOS a tres años: +9.81 por ciento
BONOS 10 años: +9.20 por ciento
BONOS 10 años: +9.20 por ciento
BONOS 20 años: +9.41 por ciento
BONOS 30 años: +9.43 por ciento
UDIBONOS 3 años:+5.83 por ciento (más inflación)
UDIBONOS 10 años:+4.74 por ciento (más inflación)
UDIBONOS 30 años:+4.58 por ciento (más inflación)
BONDDIA 1 día:+11.52 por ciento.

Con información de El Financiero

WhatsApp