Hoy es 23 de Julio de 2024, Chihuahua, MX.

El Gobierno mexicano previó que en la tarde de este viernes un centro de baja presión, con 30 por ciento de posibilidad de convertirse en un nuevo ciclón, “ingrese al sur de la Península de Yucatán“.

Por ello, urgió a las autoridades y a la ciudadanía “acciones de protección”, una semana después de la ciclón “Alberto”, con la que comenzó la temporada de huracanes 2024 del Atlántico y dejó seis muertos y afectaciones en Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Puebla y Veracruz.

A través de un comunicado conjunto, la Secretaría de Marina (Semar), la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) detallaron que la baja presión estaba ubicada esta mañana a 335 kilómetros al este de Puerto Costa Maya, en Quintana Roo.

Sin embargo, se desplaza hacia el oeste-noroeste a una velocidad estimada de 24 kilómetros por hora y, según adelantó la coordinadora general del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) , Alejandra Margarita Méndez, está previsto que esta tarde “ingrese al sur de la Península de Yucatán”.

Lo que generaría lluvias “de muy fuertes a intensas” en Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán.

Las precipitaciones podrían ser torrenciales en la península, el sureste, el oriente y el noreste del país y, “puntuales muy fuertes”, en el centro.

El pronóstico es que, en la tarde del sábado, el centro del ciclón esté frente la costa de Campeche y Tabasco y, en la noche del domingo al lunes, toque tierra por la zona centro-norte de Veracruz y el sur de Tamaulipas.

“En total, del 28 de junio al 2 de julio próximo, se calculan acumulados de lluvia de 300 a 350 milímetros (mm) en Querétaro (centro) y San Luís Potosí (centro); de 250 a 300 mm en Hidalgo (centro); de 200 a 250 mm en Guanajuato (centro), Puebla y Veracruz”, detalló el comunicado.

En Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco y Tamaulipas se esperan de 150 a 200 mm y, en Nuevo León y Yucatán, de 75 a 150 mm.

Olas de hasta 4.8 metros en el Caribe

Este fenómeno también provocaría un oleaje de entre 3 y 4.8 metros de altura en la costa de Quintana Roo y el noroeste del mar Caribe en las próximas 24 horas.

La posibilidad de olas grandes también se producirían en el norte de México, en las costas de Tamaulipas (de 1.2 a 1.8 metros) y se mantendrían vigente a 72 horas vista, con un oleaje de 3 a 4.2 metros en esta zona, Veracruz y el noroeste del Golfo de México y, de 1.2 a 1.8 metros, en el litoral de Yucatán, Quintana Roo y el noroeste del Caribe.

Ante esta radiografía, la jefa de Avisos de Seguridad Marítima de la Semar, Blanca Lúcido, avisó a la “comunidad marítima-portuaria” de las zonas afectadas que “deberá seguir las recomendaciones” oficiales.

Conagua también tiene la mirada puesta en algunas presas y ríos de Chiapas, Hidalgo, Puebla, Querétaro, Tamaulipas y Veracruz.

Con información de EFE

EL MUNDO

WhatsApp