Hoy es 05 de Marzo de 2024, Chihuahua, MX.

Tras un embarazo de alto riesgo, Diana “N”, originaria de esta ciudad capital, quien fue atendida de manera oportuna e integral en esta unidad hospitalaria, sonríe al jugar con su pequeña hija, de tan solo cuatro meses, quien nació el pasado 28 de septiembre del 2023, en el Hospital de Gineco Obstetricia (HG0) No. 15, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Chihuahua.

Tras diagnosticársele “placenta previa”, que es una difícil complicación del embarazo y una de las principales causas de hemorragia severa y mortalidad materna, se activó un protocolo especial de atención para atender y prevenir mayores complicaciones.

La encargada del Departamento de Alto Riesgo del HGO No. 15, doctora Yadira Hillem Gastélum Delgado, relató que la paciente llevó su control prenatal en la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 33. Indicó que durante el embarazo presentó sangrado transvaginal por lo que se le realizaron varios estudios que permitieron detectar oportunamente el diagnóstico de “placenta previa”, ya que se encontraba en una posición no adecuada.

“Ante esta situación se le canalizó al departamento de Alto Riesgo de este hospital, en donde se confirmó el diagnóstico que ponía en riesgo tanto la vida de la paciente, como la de su bebé”, explicó la doctora.

Por lo tanto, reiteró que se llevó un estricto control. Determinó realizar una cesárea, a las 37 semanas de gestación, debidamente programada y bajo los protocolos de calidad y seguridad establecidos.

Esta intervención fue exitosa y estuvo a cargo de un equipo multidisciplinario conformado por ginecólogos, enfermeras, anestesiólogos, laboratoristas, camilleros, personal de Trabajo Social, así como directivos médicos y administrativos de esta unidad hospitalaria.

“En todo momento me trataron muy bien, me dieron respuestas inmediatas. Me atendieron de lo mejor. Estuve varias veces internada. Tenían mucho cuidado en lo que me decían para no asustarme, de no preocuparme, pero siempre muy realistas”, explica Diana “N”, al conocer al equipo médico que la atendió.

“Al verlos a todos, la piel se me puso chinita. Son muchas emociones. Me siento muy bendecida porque, gracias a todo el equipo del Hospital de Gineco Obstetricia del IMSS Chihuahua estamos aquí, tanto mi bebé como yo”, mencionó emocionada.

“La verdad veía el parto muy complicado; tenía mucho miedo, pero siempre me estuvieron explicando cada cosa, cada movimiento en la cirugía. Ahora veo a mi bebé y está muy grande. Me siento muy bendecida de estar aquí con ella. Les voy a agradecer siempre, porque prácticamente mi vida y la de mi bebé estuvieron en sus manos. Hicieron todo lo posible por mantenernos a salvo. Toda la vida voy a estar muy agradecida con el Instituto Mexicano del Seguro Social, porque ahorita estamos aquí”, concluyó la paciente.

El IMSS Chihuahua reconoce el importante trabajo realizado por los especialistas y todo el personal que participó en esta atención, así como las que diariamente se brindan a la derechohabiencia chihuahuense.

WhatsApp