Hoy es 21 de Julio de 2024, Chihuahua, MX.

La Auditoría Superior del Estado (ASE) obtuvo la inhabilitación por 10 años para Gerardo “N”, extesorero del municipio de Juárez (administración anterior) al acreditársele el desvío de recursos, por la contratación simultánea de dos particulares para la realización de funciones propias de su encargo como servidor público.

La sanción fue notificada esta semana por el Tribunal Estatal de Justicia Administrativa (TEJA) a las ASE, tras la determinación del Pleno de la existencia de responsabilidad administrativa grave cometida por el exfuncionario durante el ejercicio 2019.

Al realizar la fiscalización de la Cuenta Pública 2019, la Auditoría Superior encontró la contratación de dos despachos para tramitar ante la Secretaría de Hacienda estatal la devolución del Impuesto Sobre la Renta (ISR), cuando no era necesario realizar ningún procedimiento para ello.

La resolución detalla que entre las causas que motivaron la sanción fueron: falta de evidencia del trabajo prestado por los despachos contratados; la injustificada contratación de los particulares al ser facultades y obligaciones del tesorero municipal la labor para la cual fueron requeridos y el incumplimiento a cabalidad de los requisitos legales para llevar a cabo la misma. Precisiones que fueron hechas por la ASE en el informe de auditoría y posterior presentación de expediente al TEJA.

Esta es la primera sentencia de inhabilitación por un periodo de 10 años obtenida por la ASE para un funcionario municipal del primer nivel y el segundo caso en determinarse esta misma penalidad.

Cabe hacer mención que, como parte de las consideraciones previstas en la Ley General de Responsabilidades Administrativas, la resolución está sujeta a la posibilidad de impugnación por parte del sancionado.

WhatsApp