Hoy es 25 de Julio de 2024, Chihuahua, MX.

El secretario general de Gobierno, Santiago De la Peña Grajeda señaló que el elevador que se instaló para la Estación Catedral de la ruta troncal Bowí se realizó con un error de diseño inicial, que no contempló el problema de los escurrimientos de agua.

Explicó que si bien, la ruta troncal está a cargo del Gobierno del Estado, la Estación Catedral se administra por el Ayuntamiento y ya en ocasiones anteriores, se ha tenido que drenar hasta 70 centímetros de agua que llegan al foso del elevador.

De la Peña Grajeda mencionó que posiblemente, el tiempo que ha permanecido sin funcionar el elevador no se debe a la falta de mantenimiento, sino al problema de los escurrimientos que llegan al paso inferior.

«A mí me gustaría recordar que el problema del elevador de la Estación Catedral aquí en la ciudad de Chihuahua no tiene que ver con falta de mantenimiento o con falta de atención, es un error de diseño inicial. Quien ejecutó la obra, quien instaló ese elevador nunca se dio cuenta (y creo que eso lo vemos cuando pasamos todos los días por ahí) de la cantidad de escurrimientos».

WhatsApp