Hoy es 22 de Julio de 2024, Chihuahua, MX.

Nos encontramos en época vacacional y es común que te den ganas de ir a un cerro, cañón o conocer una ruta nueva para hacer senderismo. La Universidad Autónoma de Chihuahua, a través de la Facultad de Ciencias de la Cultura Física (FCCF) te da algunas recomendaciones para que regreses con bien.

El especialista en protección civil y docente de FCCF, M.C. Ricardo Gumaro Molina Jácquez indicó que lo primero es conocer la ruta, es decir tener muy claro donde inicia y finaliza el recorrido, además de cuántos kilómetros recorrerás, en cuanto tiempo estimado lo vas a hacer y, algo muy importante, qué nivel de dificultad tendrá la travesía.

La segunda recomendación es conocer la información meteorológica, lo que te permitirá preparar ropa adecuada para calor, frío o clima intermedio; e hidratación adecuada a la ruta que harás. Además, que el clima, dependiendo del horario y la zona, cambiará de manera gradual o repentina (eso es uno de los principales riesgos de cuidado en el senderismo).

Siempre debes tener un mapa, saber identificar los puntos cardinales, dónde sale y entra el sol, conocimientos que te permitan tener un sentido de la orientación. Existen muchas aplicaciones que puedes usar en tu celular, pero debes asegurarte que tendrás señal y carga suficiente para consultarlas.

El especialista en senderismo recomendó llevar una cámara para tomar fotos de las indicaciones del camino o puntos de referencia, para en caso de perderse, te puedan ayudar a ubicarte. El uso de un compás para realizar una geolocalización de tu posición, papel y lápiz pueden ser de gran utilidad.

El bastón te ayuda a reducir la fatiga, sobre todo en rodillas y tobillos, además de reducir el riesgo de torceduras y mantener el equilibrio, pero solo se recomienda si tienes experiencia en su uso, porque puede convertirse en una molestia o bien puedes dañar los microsistemas al momento de mover maleza o piedras con él. 

La hidratación antes, durante y después de realizar senderismo es fundamental, llevar al menos un litro y medio de agua o de bebidas isotónicas (suficiente para cubrir 7.5 a 11 kilómetros). Tienes que calcular y cuidar el líquido para que te dure, beber pequeñas dosis, pero continuas, nunca esperar a tener sed porque ese es el indicio de que ya estás deshidratado.

Se recomienda comer ligero durante la marcha, siempre hay que llevar frutos secos, barras energéticas, frutas o alimentos que se ingieran rápido y de manera sencilla para que no afecte el aparato digestivo. 

El calzado debe ser apto para montaña con suela gruesa que sujete el tobillo, el tubo de la bota tiene que ser alto para evitar rasgaduras con espinas o maleza, así como una mordedura de serpiente. 

El uso de ropa adecuada es imprescindible, para ello te recomendamos la teoría de las tres capas: La capa seca debe estar compuesta de fibra sintética que deje pasar el sudor como poliéster, está prohibido el algodón porque acumula mucha agua.

La capa caliente debe ser compuesta de lanas y fibras sintéticas que retengan el calor. La tercera capa es la de protección como el impermeable o rompe vientos repelentes al agua, con costuras y cremalleras termoselladas.

Finalmente, es necesario llevar el equipo necesario como un botiquín básico, protector solar, lentes polarizados de sol, linterna, cuerda liviana de tres a seis metros, silbato, tijeras de botón, navaja, cuchillo, cerillos o encendedor, repelente de osos y mosquitos, pilas suficientes para lámpara y celular. Todo lo anterior en una mochila de un peso ligero y de capacidad suficiente para transportar lo mínimo necesario.

La Universidad Autónoma de Chihuahua, a través de la Facultad de Ciencias de la Cultura Física, desea que disfrutes de estas vacaciones y que tu salida y retorno a un sendero o treckking sean lo más placentero y seguro.

WhatsApp