Hoy es 21 de Abril de 2024, Chihuahua, MX.

Shaunna Harris, una joven de 24 años de Bridgend, en Gales, tuvo una experiencia cercana a la muerte luego de una reacción alérgica al botox durante un tratamiento estético.

Esto sucedió en enero de este 2024, pero es hasta este momento que la joven decidió compartir su historia para advertir a la gente que se somete a estos procedimientos.

Sobretodo porque ella ya anteriormente había recibido inyecciones de botox y nunca había sufrido un percance como este.

De ahí que no pensara que su vida corría peligro si recibía una inyección más en su cara, pues no parecía que hubiera problemas en el pasado.

¿Cómo fue la reacción alérgica al botox?

Shaunna Harris menciona que ella ya tenía los labios con botox; sin embargo, quería aumentar su tamaño nuevamente.

De ahí que decidiera ir nuevamente a una clínica de belleza local para que le realizaran el procedimiento; sin embargo, antes de esto pidió que le disolvieran el botox que ya tenía en los labios.

Eso fue lo que provocó la reacción alérgica, pues al momento de inyectarle el disolvente, Shaunna Harris vio cómo toda su cara se hinchó, doblando su tamaño.

Sintió como su todo su cuerpo le “quemaba”, además de tener mucha comezón corporal, lo que le indicó que algo estaba mal.

Lo cual se confirmó con la obstrucción de sus vías respiratorias, provocando que se comenzará a asfixiar y que tuviera que ser llevada de emergencia al hospital.

Ahí los médicos le administraron una inyección de adrenalina, lo cual permitió que se abrieran sus vías respiratorias; aunque su rostro siguió hinchado por un par de semanas.

De acuerdo con el personal médico que la atendió, la reacción alérgica fue provocada por el hyaluronidase, una encima que se usa en disolventes de botox.

La razón de que nunca experimentara la alergia al botox se debía a que nunca lo había disuelto, esa fue la diferencia que casi le cuesta la vida en esta ocasión.

Shaunna Harris no volverá a inyectarse botox

Tras lo sucedido, Shaunna Harris ha declarado que jamás volverá a inyectarse botox en alguna parte de su cuerpo o rostro.

Los médicos que advirtieron que si vuelve a tener una reacción alérgica al botox, esta será 10 veces mayor, lo cual seguramente podría matarla.

Actualmente Shaunna Harris se encuentra mucho mejor, aunque ahora debe de cargar un autoinyector de epinefrina por su vuelve a sufrir complicaciones.

Asimismo, advirtió a toda la gente que se va a someter a un proceso estético que antes se hagan una prueba de alergias, para que todo sea lo más seguro posible.

WhatsApp