Hoy es 20 de Febrero de 2024, Chihuahua, MX.

Hoy 29 de enero se celebra el Día Mundial del Rompecabezas, además de que es el santoral de San Valero de Zaragoza.

Cada 29 de enero desde el año 2005, se celebra el Día Mundial del Rompecabezas y se dice que fue la creación de una empresa juguetera de Estados Unidos.

Mientras que en el santoral, este 29 de enero se festeja a San Valero de Zaragoza, patrón de dicha ciudad española que lleva su nombre.

Como ya se dijo, este 29 de enero es el Día Mundial del Rompecabezas el cual se dice fue un invento de una empresa de juguetes de Estados Unidos para aumentar sus ventas.

Aunque desde el 2005, se conmemora el Día Mundial del Rompecabezas cada 29 de enero, un invento que se dice fue creado en 1766 por el geógrafo John Spilsbury.

Pues tomó un mapa y lo dividió en partes poniendo como referencias las fronteras políticas para que los niños aprendieran.

Para 1820, los rompecabezas comenzaron a comercializarse para todas las edades aunque en los años 20 y 30 fue su época dorada.

Y este Día Mundial del Rompecabezas cada 29 de enero, se recuerda que sigue siendo uno de los pasatiempos más populares del mundo.

De igual manera, en este Día Mundial del Rompecabezas se resaltan los beneficios que estos tienen como:

  • Mejora la memoria visual
  • Ejercita la psicomotricidad
  • Ayudan a trabajar ambas partes del cerebro
  • Mejoran la lógica y estrategia
  • Ayudan a cultivar la paciencia
  • Es una distracción de la vida cotidiana

El santoral de San Valero de Zaragoza se celebra cada 29 de enero

Además de celebrarse el Día Mundial del Rompecabezas, este 29 de enero es el santoral de San Valero de Zaragoza.

Se sabe que San Valero de Zaragoza murió un 29 de enero del año 315, quien fuera perseguido por el emperador romano Diocleciano.

Esto porque San Valero de Zaragoza difundía abiertamente la fe cristiana y tras ser sometido a juicio, fue desterrado al pueblo del Pirineo, en donde murió.

San Valero de Zaragoza fue un obispo cristiano de la época romana Cesaraugusta y nació en la familia de los Valerios de la alta sociedad.

Junto a su diácono Vicente -después conocido como San Vicente Mártir-, San Valero de Zaragoza se dedicó a difundir la fe cristiana.

Ambos fueron perseguidos y apresados, por lo que fueron llevados a Valencia en donde vivía el gobernador para ser juzgados.

A San Valero de Zaragoza se le desterró sin tortura, contrario a Vicente quien sufrió de tortura y fue convertido en mártir,

Pues se dice que el San Vicente fue el defensor de ambos ya que se rumorea que San Valero de Zaragoza era un poco tartamudo.

Cuando murió, Alfonso I hizo que los restos de San Valero de Zaragoza fueran llevados a la ciudad de Zaragoza, es por eso que ahora cada 29 de enero se celebra una fiesta en honor a San Valero de Zaragoza.