Hoy es 17 de Mayo de 2024, Chihuahua, MX.

La Unión Europea está intensificando su ofensiva contra los gigantes tecnológicos estadounidenses y ahora es Meta quien está en su punto de mira. Está investigando su manejo de la desinformación y el impacto en la integridad electoral, según ha publicado Financial Times.

Es decir: comprobar si hizo lo suficiente para combatir la desinformación y la interferencia extranjera sobre las próximas elecciones de la UE. Es algo similar a lo que enfrentó X en octubre, cuando tuvo que pasar por el escrutinio de la Comisión Europea por su rol en la desinformación sobre Israel y Palestina justo tras la entrada en vigor de la DSA. Ahora es el turno de una investigación a Meta.

Lo que se investiga. Según las fuentes de la UE, Meta podría estar violando la DSA (Ley de Servicios Digitales), en particular en su forma de presentar el contenido político y en su manejo del contenido ilegal. La falta de transparencia y las herramientas de usuario «deficientes» son los puntos clave de la preocupación que motiva esta investigación.

El papel de CrowdTangle. Esta es una herramienta esencial para que investigadores y periodistas puedan monitorizar la propagación de ciertos tipos de contenido en las plataformas de Meta. Comprada en 2016 e integrada gratis en 2017, la empresa tomó la decisión de descontinuarla a partir de agosto, algo que hizo sonar las alarmas sobre la posible reducción en la visibilidad de la desinformación.

Sin esta herramienta cuesta tener la misma visibilidad sobre lo que sucede en los servicios de Meta, y por tanto también se complica detectar esa injerencia electoral extranjera.

Las implicaciones para Meta. Si se confirma que la empresa de Zuckerberg violó la DSA con sus prácticas sobre la propagación de la desinformación, podría enfrentarse a multas de hasta el 6% de sus ingresos a nivel global.

Sus ingresos de 2023 fueron de 134.900 millones de dólares, por lo que la sanción máxima para Meta sería de unos 8.000 millones de dólares, si bien sería muy extraño que llegase directamente a este tope. Lo que sí podría llegar junto a la multa son exigencias concretas para alinear las políticas de Meta con las regulaciones europeas.

Lo próximo. Un portavoz de Meta publicó un comunicado citado por CNN en el que explica que esperan seguir cooperando con la Comisión y que tienen un proceso «bien establecido para identificar y mitigar los riesgos en nuestras plataformas». Ahora queda ver, ante todo, cuál es la primera propuesta que lanzan desde Bruselas.

WhatsApp