Hoy es 18 de Junio de 2024, Chihuahua, MX.

Vivimos en un mundo donde los drones cumplen cada vez más funciones. Estos vehículos no tripulados son utilizados para capturar imágenes desde el aire, entregar paquetes, monitorizar determinadas zonas e incluso realizar ataques en conflictos bélicos. Todo esto, con una versatilidad y costes difíciles de superar por aeronaves tradicionales.

Sin embargo, los drones también tienen cosas por mejorar, como la autonomía. Los esfuerzos de la industria en este sentido incluyen el desarrollo de baterías de mayor capacidad, así como sistemas de vuelo más eficientes basados en algoritmos. Pero un grupo de investigadores propone algo radicalmente diferente: cargarlos inalámbricamente.

Carga inalámbricamente tu dron

No estamos hablando de posar el dron sobre una base de carga como hacemos con nuestros teléfonos inteligentes, sino de carga inalámbrica en pleno vuelo. Lo sabemos, se trata de una idea bastante ambiciosa cuyos orígenes vienen desde lejos, pero que curiosamente ha recibido el apoyo (y financiación) de la famosa agencia estadounidense DARPA.

La iniciativa de la que hablamos en este artículo proviene de la Universidad de Texas. Un equipo dirigido por la profesora de ingeniería eléctrica de informática Ifana Mahbub acaba de recibir una beca de 250.000 dólares por parte de DARPA para seguir desarrollando su proyecto, y anteriormente había recibido 500.000 dólares.

¿Cuál es la propuesta entonces? Los investigadores quieren transferir ondas electromagnéticas a largas distancias, algo que ellos llaman transferencia de energía inalámbrica de campo lejano. Según explican, esto permitiría a vehículos aéreos no tripulados recargarse sin tener que aterrizar, pero todavía tienen que superar varios retos.

El equipo está perfeccionando el desarrollo de antenas y transmisiones para evitar que las ondas electromagnéticas se dispersen en el camino. Además, trabajan en tecnología de telemetría para rastrear los movimientos del dron en tiempo real y canalizar la energía en la dirección correcta de modo tal que llegue a destino.

Mahbub dice que una de las ventajas de esta solución es que los drones podrían eludir la necesidad de interrumpir una misión para recargar sus baterías. La energía, en cambio, llegaría de manera inalámbrica desde una estación no necesariamente cercana. Con el tiempo sabremos si este sistema finalmente se convierte en una realidad.

WhatsApp