Hoy es 02 de Marzo de 2024, Chihuahua, MX.
Créalo

El telescopio James Webb podría descifrar el misterio de “The Brick”, la nube de polvo de nuestra galaxia

El telescopio James Webb podría descifrar el misterio de “The Brick”, la nube de polvo de nuestra galaxia

La nube “The Brick”, ubicada en el centro de la galaxia, ha sido un misterio para astrónomos. Ahora, gracias al telescopio James Webb, sus secretos podrían ser revelados muy pronto.

Un estudio publicado en The Astrophysical Journal señala que la teoría que se tenía con “The Brick” era errónea, de acuerdo con los datos del telescopio James Webb.

Originalmente se pensaba que dentro de la nube de polvo espacial había estrellas masivas; sin embargo, esto fue desmentido por el telescopio James Webb.

El cual dio a conocer que dentro de la nube no hay ninguna estrella, además de que también develó el material del que está hecha.

Al principio se pensó que era un error del dispositivo, pero un análisis posterior reveló que eran los astrónomos y su teoría la que estaba errada.

En lugar de estrellas, el telescopio James Webb reveló que “The Brick” cuenta con una cantidad masiva de hielo en su interior.

Para empezar, los datos del telescopio James Webb señalaron que “The Brick” no sólo está hecha de gas y polvo, también de monóxido de carbono congelado.

No sólo eso, grandes masas de hielo se estarían formando en sus profundidades; aunque ahora el misterio es por qué y cómo se congela el monóxido de carbono.

El estudio sobre “The Brick” y los datos del telescopio James Webb, son considerados como muy importantes para el estudio del universo, así como de la Tierra.

El hielo en abundancia y la falta de estrellas en “The Brick” abre la posibilidad de estudiar de diferente manera otras nubes de polvo en el espacio.

Pues se tenía entendido que el monóxido de carbono sólo podía existir en estado gaseoso; pere en “The Brick” se tiene en forma solidificada y en abundancia.

Con esto se ha elaborado una primera hipotesis que afecta a la misma Tierra, pues ahora se piensa que el hielo terrestre no sería originario del planeta.

Sino que sus componentes habrían llegado hace millones de años gracias a los cometas que chocaron contra el planeta.

Es por ello que saber que hay hielo en “The Brick” ayudará a discernir cómo se formaron los cometas y cómo distribuyeron sus elementos en el universo.

WhatsApp