Hoy es 29 de Mayo de 2024, Chihuahua, MX.

A finales de 2023, la Justicia alemana obligaba al Gobierno del país a retirar las ayudas a la compra de vehículos eléctricos. Los alemanes eran, con diferencia, el país de Europa donde más vehículos de este tipo se vendían pero 2024 tendría que arrancar con un mercado muy cambiado. Tan cambiado que están a punto de perder el liderato.

Adiós, muy buenas. De la noche a la mañana, sin apenas previo aviso, Alemania dejaba de entregar ayudas a la compra de vehículos eléctricos en diciembre del año pasado. El Gobierno anunciaba un 14 de diciembre de 2023 que no entregaría más ayudas a la compra de coches eléctricos. El día 17 de diciembre fue el último para acogerse a sus ventajas.

La repentina retirada de la subvención se hizo efectiva por una decisión del Tribunal Constitucional alemán que vetó el traspaso de fondos de una partida destinada originalmente a la lucha contra el Covid-19 al empleo de estrategias por la transición energética. Sin ese dinero, la hucha se había vaciado.

Unas ayudas en el tiempo de descuento. Con esta decisión tan radical, Alemania puso fin a unas ayudas al compra que se aplicaban a coches de hasta 65.000 euros. Ya en 2024 se contemplaba una disminución en las mismas y su desaparición efectiva para 2025.

Hasta entonces, se esperaba que el Gobierno siguiera entregando 4.500 euros de ayuda a la compra para adquirir coches de hasta 40.000 euros y de 3.000 euros para los vehículos con precios entre 40.000 y 65.000 euros. El fabricante, además, estaba obligado a colaborar. En el primer caso tenía que entregar una ayuda de 2.250 euros (6.750 euros de ahorro máximo) y de 1.500 euros en el segundo (4.500 euros de ahorro máximo).

Una respuesta rápida. Previniendo lo que se venía encima, los fabricantes no tardaron en bajar los precios de sus coches y garantizar a los clientes que ya tenían en marcha la venta que podrían acogerse, de una u otra manera, a estos descuentos. Kia, Stellantis, Mercedes, Audi o Volkswagen no tardaron en mover ficha.

Tesla, por su parte, no sólo rebajó su Tesla Model Y, el coche más vendido en Europa en 2023, con un jugoso descuento de 8.000 euros. Además empezó a financiar su SUV eléctrico al 0% de intereses, lo que supone un importante ahorro en comparación a lo que se paga en España, donde no se bajaba del 4% TAE, una cifra que ya es baja comparada a la de sus rivales.

El mercado no responde. Pero aunque los descuentos de los fabricantes se sucedieran era de esperar que el coche eléctrico iba a experimentar un retroceso en los primeros compases de 2024. Todo lo que no fuera esto hubiera sido una auténtica sorpresa, como ya se pronosticaba.

Y ahora tenemos las cifras: las ventas de coches eléctricos han descendido un 14,1% en el primer trimestre de 2024. Entre enero y marzo de 2023, en Alemania se vendieron 94.736 coches eléctricos. Este año, en el mismo periodo, se han vendido 81.337 automóviles movidos por esta energía.

Diciembre, un avance. Lo que estaba por venir este año ya lo había adelantado el mes de diciembre. Entonces, según datos de ACEA, el mercado alemán del coche eléctrico había caído un 47,6%, pasando de 104.325 unidades vendidas (en diciembre de 2022) a 54.654 vehículos eléctricos colocados en el mercado el último mes de 2023.

Con todo, el año fue bueno para Alemania. Tanto que la venta de coches eléctricos llegó a crecer un 11,4%. Pasó de 470.559 coches eléctricos vendidos en 2022 a las 524.219 unidades de 2023. El segundo país europeo que más coches eléctricos vendió en 2023 fue Francia y se quedó en 298.219 unidades.

Francia llama a la puerta. Las tendencias, según recoge ACEA en sus informes mensuales, apuntan a que 2024 será el año en el que los franceses superen a los alemanes, pese a que en 2023 se quedaron casi 130.000 unidades por debajo. Mientras que Alemania ha retirado las ayudas, en Francia han abierto un leasing social con gran éxito y han propiciado la venta de vehículos fabricados en Europa.

Todo ello ha derivado a que, pasados los tres primeros meses del año, Francia y Alemania se encuentran a la par en ventas. En lo que llevamos de año, los franceses han colocado en el mercado a 79.823 vehículos eléctricos, un 23,1% más que el año pasado. Alemania, por su parte, está en las mencionadas 81.337 unidades.

Se atisba sorpassoPero, si comparamos tendencias, en enero de este año, Alemania vendió 22.474 vehículos eléctricos (23,9% más que en 2022), mientras que Francia mantuvo el tipo con 20.017 unidades, un 36,7% más que en 2023. En febrero, las tornas ya empezaron a cambiar. Alemania vendió 27.479 unidades de coches eléctricos y Francia se quedó en 25.825. Sin embargo, con estas cifras, Francia aumentó sus ventas en febrero en un 31,8%, mientras que Alemania cayó un 15,4%.

En marzo, Francia se ha convertido en el país europeo que más coches eléctricos vende, colocando en el mercado 33.981. Y aunque su crecimiento se ha moderado (10,9% respecto al marzo de 2023) ya ha superado las 31.384 unidades alemanas que son un dato muy malo si lo comparamos con los 44.125 coches eléctricos de marzo de 2023, con una caída del 28,9%.

Una caída que va más allá de Alemania. El desplome del mercado alemán son muy malas noticias para el mercado del coche eléctrico europeo. Como hemos contado, esta energía se encuentra en un punto de inflexión en el que tiene que conquistar a un público menos pudiente que hasta ahora, lo que debería derivar en un frenazo a las ventas. En Motorpasión recogen caídas en las ventas de coches eléctricos de caídas de entre el 20 y el 40% en gigantes como Volkswagen, Peugeot o Porsche, entre otros. La de Tesla alcanza el 36,7%.

La tendencia del mercado eléctrico mundial apunta a que la venta de coches eléctricos se está enfriando. En Europa, el frenazo no está siendo tan acusado pero entre los países de la Unión Europea, sólo crece un 3,8% respecto al primer trimestre de 2023. Si en la ecuación se mete a Islandia, Noruega, Suiza y Reino Unido (países de gran poder adquisitivo) el crecimiento es todavía menor, quedando en un 3,5%.

Expertos como Guillermo García Alfonsín se preguntan si hemos tocado techo en las ventas de coches eléctricos. Al menos hasta el momento y qué sucederá cuando empiecen a aparecer vehículos mucho más asequibles, aquellos que ronden entre los 20.000 y 25.000 euros. Y, llegado el caso, si éstos van a convencer al público.

WhatsApp