Hoy es 23 de Julio de 2024, Chihuahua, MX.

Santiago De la Peña, secretario General de Gobierno del Estado descartó que el estado de Chihuahua esté en foco rojo por el consumo de fentanilo.

”Yo creo que es importante cada vez que sale una nota de estas, verificar el origen de cada nota y revisar las políticas que desde el gobierno se están aplicando, sobre todo del Gobierno Federal en el combate a las adicciones y tratar de apretar el paso para que esto no sucede”.

De la Peña Grajeda indicó que habrá que ver en qué condiciones está Chihuahua, ya que datos que él tiene, son que no se ha disparado tal consumo de esa droga en la entidad.

”En Chihuahua no hemos llegado a un nivel de problema, sin embargo hay que prepararnos y si esto llegará a suceder esto del fentanilo, que incluso en Estados Unidos ya es considerado como pandemia, hay que estar atento a qué está pasando en nuestras calles y redoblar esfuerzos donde sea necesario, sobre todo en la prevención y comunicar a los jóvenes sobre el daño que estas sustancias hacen y que a veces el daño es irreversible”.

Cabe mencionar que hoy la Agencia Reforma informó en una nota que la demanda de tratamiento por consumo de ese opioide sintético aumentó 29 por ciento, al pasar de 333 casos en 2022 a 430 en 2023, revela el “Informe de la demanda y oferta de fentanilo en México: generalidades y situación actual”, elaborado por la Comisión Nacional de Salud Mental y Adicciones, a través del Observatorio Mexicano de Salud Mental y Adicciones.

De acuerdo con el reporte, estos casos se han concentrado primordialmente en entidades del norte del país, como Baja California, Chihuahua y Sinaloa, además de la Ciudad de México. “El incremento en la cantidad de usuarios de fentanilo es significativo a nivel local, no nacional; no obstante, la principal preocupación gira en torno a su alta letalidad, especialmente porque existen indicios de posibles defunciones relacionadas con el consumo”, indica. 

Los primeros antecedentes documentados de consumo de fentanilo en México comprenden de 2013 a 2017, tiempo en el que ocasionalmente se reportaban casos de consumo en centros de tratamiento. “A partir de 2018, el número de casos recibidos en tratamiento, cuya sustancia psicoactiva de impacto era el fentanilo (principalmente de tipo ilícito) ha crecido consistentemente, contándose en decenas hasta 2020 y en centenas desde 2021”, alerta. 

El reporte da a conocer que diversos estudios han ayudado a documentar la situación del consumo en la zona norte del país, y que uno de los hallazgos es que, en muchos casos, el usuario desconoce que consume fentanilo. 

WhatsApp