Hoy es 27 de Febrero de 2024, Chihuahua, MX.

Los Kansas City Chiefs jugará el Super Bowl LVIII y buscará su tercer anillo en cinco años, luego de derrotar a los Baltimore Ravens 17-10 en la Final de la Conferencia Americana.

La escuadra comandada por el QB Patrick Mahomes hizo un partido brillante a la defensiva para detener a un errático Lamar Jackson, quien además sufrió por las desatenciones de su línea defensiva y receptores.

El pasador de los Ravens, máximo candidato a ganar el MVP, sufrió mucho para generar a la ofensiva ante una defensa que se mostró a la altura y con la experiencia para ponerle candado a un juego de campeonato.

Mahomes peleará por el tercer Super Bowl de su ya extraordinaria carrera y por el segundo consecutivo, después del trofeo Vince Lombardi levantado al cielo de Glendale (Arizona) el año pasado.

Será el cuarto Super Bowl en cinco años para los Chiefs. Esta vez, se verán las caras con uno entre San Francisco 49ers y Detroit Lions.

El quarterback de los Chiefs tiró de galones de campeón en el M&T Bank Stadium. Acabó su partido con 241 yardas lanzadas (30 de 39 en pases) y un pase de anotación, sin intercepciones.

¡HICIERON SUFRIR A LAMAR!

Conectó hasta once veces con Travis Kelce, quien recibió para 116 yardas y anotó un touchdown. Isiah Pacheco dominó por tierra con 26 acarreos, para 68 yardas y una anotación.

Los Ravens llegaban a esta cita tras ser el mejor equipo en la temporada regular y tras eliminar a los Houston Texans en la ronda divisional. Estaban considerados como los favoritos para el título este curso, pero los Chiefs supieron aumentar el nivel a medida que aumentaba la presión.

Lamar Jackson sufrió un enorme disgusto. Acabó su partido con 272 yardas lanzadas (20 de 37 en pases), con un pase de anotación, pero una intercepción y un fumble.

Con información de FoxSports

WhatsApp