Una ‘rave’ ilegal que rompe el toque de queda en Francia provoca varios heridos entre asistentes y policías, entre ellos un hombre que perdió una mano

Violentos enfrentamientos entre la Policía francesa y los participantes en una fiesta ‘rave’ ilegal se produjeron la noche de este viernes en un campo cerca de la ciudad de Redon, en la región de Bretaña, mientras los oficiales intentaban dispersar a la multitud. Las tensiones se produjeron dos días antes de que el país levante el toque de queda nocturno a causa del coronavirus.

Las autoridades estimaron que unas 1.500 personas acudieron al evento en homenaje a Steve Maia Caniço –joven cuyo cuerpo fue encontrado en el 2019 en el río Loira, después que la Policía dispersara una fiesta en la que participaba–, a pesar de una ordenanza local que lo prohibía, recoge AP.

Un joven, de 22 años, perdió una mano, luego de que supuestamente recogiera un objeto que explotó. Varias personas resultaron heridas en medio de la violencia, entre ellos al menos cinco agentes, según detallaron las autoridades.

Múltiples videos, compartidos en las redes sociales, muestran cómo los oficiales disparan repetidamente gases lacrimógenos y utilizan pistolas ‘flash-ball’ contra grupos de fiesteros violentos que les lanzaban esferas metálicas, cócteles molotov y otros proyectiles.

El prefecto Emmanuel Berthier acusó a los asistentes de ejercer una violencia “extrema” e “inexcusable”. La Policía tardó más de siete horas en dispersar a la multitud, agregó.

Sin embargo, las personas siguieron acudiendo a la fiesta la mañana de este sábado. Actualmente, las fuerzas del orden están buscando a los organizadores del evento.