Un Tribunal de la India decidirá en febrero si reabre el caso del asesinato de Mahatma Gandhi, a 70 años de su muerte

La sombra del asesinato de Mahatma Gandhi se sigue cerniendo sobre el Tribunal Supremo de la India 70 años después del suceso por una petición de un particular para que se reabra el caso frente a la que se oponen los familiares del padre de la patria, cansados de las teorías de conspiraciones.

El 30 de enero de 1948 el integrista hinduista Nathuram Godse disparó tres veces a bocajarro al adalid de la lucha pacifista cuando éste iba a dar un discurso ante una multitud en el jardín del palacio delhí en el que vivía y hoy convertido en museo.

Godse, asesino confeso, y su colaborador Narayan Apte, que siempre insistió en su inocencia, fueron ejecutados por la muerte del padre de la patria el 15 de noviembre de 1949.

Sin embargo, el ingeniero Pankaj Phadnis no está conforme con ese final.

La casualidad llevó a Phadnis a alquilar en 1996 la antigua vivienda de uno de los acusados por el caso, V.D. Savarkar, posteriormente absuelto, y con la entrada en su nueva morada en Bombay le asaltó la curiosidad por el caso comenzando una investigación personal de dos décadas.

La sombra del asesinato de Mahatma Gandhi se sigue cerniendo sobre el Tribunal Supremo de la India 70 años después del suceso por una petición de un particular para que se reabra el caso frente a la que se oponen los familiares del padre de la patria, cansados de las teorías de conspiraciones.

El 30 de enero de 1948 el integrista hinduista Nathuram Godse disparó tres veces a bocajarro al adalid de la lucha pacifista cuando éste iba a dar un discurso ante una multitud en el jardín del palacio delhí en el que vivía y hoy convertido en museo.

Godse, asesino confeso, y su colaborador Narayan Apte, que siempre insistió en su inocencia, fueron ejecutados por la muerte del padre de la patria el 15 de noviembre de 1949.

Sin embargo, el ingeniero Pankaj Phadnis no está conforme con ese final.

La casualidad llevó a Phadnis a alquilar en 1996 la antigua vivienda de uno de los acusados por el caso, V.D. Savarkar, posteriormente absuelto, y con la entrada en su nueva morada en Bombay le asaltó la curiosidad por el caso comenzando una investigación personal de dos décadas.

Fuente: Sin Embargo