Trump e Irán se dicen listos para la guerra por el ataque en Arabia Saudita; suben precios del crudo

Un ataque con drones perpetrado el fin de semana en Arabia Saudí redujo los suministros mundiales de energéticos y mermó la producción petrolera del reino, además de amenazar con provocar una crisis en la región.

El presidente Donald Trump dijo que Estados Unidos tenía razones para creer que sabía quién era el autor del ataque —su secretario de Estado había culpado a Irán la víspera— y aseveró que “estamos… armados y listos” para responder cuando se tenga confirmación, y que estaba esperando escuchar a los saudíes sobre quién creen que es el responsable y “bajo qué términos proceder”.

Los tuits se publicaron después de una reunión del Consejo de Seguridad Nacional en la Casa Blanca en la que participaron el vicepresidente Mike Pence, el secretario de Estado Mike Pompeo y el secretario de Defensa Mark Esper. Horas antes, altos funcionarios estadounidenses dijeron que imágenes satelitales y otro tipo de inteligencia muestran que el ataque no tiene las características de haber sido lanzado desde Yemen, donde los rebeldes hutíes, que cuentan con respaldo iraní, se adjudicaron la autoría.

Irán, en tanto, señaló que los comentarios estadounidenses eran “mentiras máximas”, mientras que un comandante de la Guardia Revolucionaria del país reiteró que sus fuerzas podrían atacar bases militares estadounidenses ubicadas a lo largo y ancho de Medio Oriente con su arsenal de misiles balísticos.

El gobierno de Estados Unidos divulgó fotografías satelitales que mostraban lo que las autoridades dijeron son por lo menos 19 puntos de impacto en dos instalaciones industriales saudíes, incluidos daños en el corazón de la crucial planta de procesamiento de crudo en Abqaiq. Los funcionarios dijeron que las imágenes mostraban impactos que tenían concordancia con un ataque proveniente de Irán o Irak, no desde Yemen hacia el sur.

Irak negó el domingo que su territorio fuera utilizado para un ataque contra el reino saudí, y los funcionarios estadounidenses señalaron que un lanzamiento desde ahí habría sido una violación a la soberanía de Irak.

Esta imagen proporcionada el domingo 15 de septiembre de 2019 por el gobierno estadounidense y DigitalGlobe, con anotaciones. Foto: Gobierno de EU, Digital Globe via AP.

LOS PRECIOS SE DISPARAN

Los precios globales de la energía subieron el lunes tras un ataque a infraestructuras petroleras saudíes que provocaron la peor interrupción documentada en los suministros globales de energía. Donald Trump, reaccionó al ataque advirtiendo a Irán de que Washington está “armado y listo” para responder.

Las acciones operaban a la baja el lunes en la Bolsa de Valores de Nueva York, debido a un aumento en los precios del petróleo luego de un ataque ocurrido el fin de semana contra instalaciones petroleras de Arabia Saudí. El precio del crudo internacional de referencia y el estadounidense aumentaba 11 por ciento cada uno. Las acciones de los productores subieron significativamente, con Marathon Oil que avanzó 8,8 por ciento.

Las compañías de sectores que dependen del combustible cayeron. American Airlines bajaba 5,3 por ciento y la empresa de cruceros Royal Caribbean perdía 1,4 por ciento. Al media jornada, el índice S&P 500 bajaba 12 puntos, 0,4 por ciento, a 2.994.

El promedio industrial Dow Jones _que subió ocho días consecutivos_ caía 152 unidades, 0,6 por ciento, a 27.067 y compuesto tecnológico Nasdaq cedía 32 enteros, 0,4 por ciento, a 8.144.

El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años caía a 1,85 por ciento respecto al 1,90 por ciento que registró el viernes. Ello repercutió en las acciones de los bancos, con Citigroup que bajaba 1,2 por ciento.

Fuente: Sin Embargo