Trabajadores de una morgue cortan un cadáver para robar drogas ocultas en su interior

Dos trabajadores de una morgue en Tanzania han sido arrestados después de admitir haber cortado un cadáver para robar la droga escondida en su estómago, informa AFP.

De acuerdo con la agencia, los trabajadores recuperaron del cadáver 32 cápsulas de una droga no identificada. El muerto era un ciudadano ghanés cuya identidad se desconoce y que fue encontrado muerto de una sobredosis en una habitación de hotel en la ciudad de Dar es Salaam.

.Realidad novelada: Cómo la droga de América Latina destroza vidas en su paso por África
Los detenidos han contado que vendieron las cápsulas de drogas a un empresario del que tampoco se conoce la identidad, quien a su vez vendió la mercancía a un presunto narcotraficante, Ally Nyundo, según ha reportado el oficial de la Policía local, Simon Sirro, en un comunicado este sábado.

En el negocio del narcotráfico, las llamadas ‘mulas’ transportan en su cuerpo pequeñas cantidades de estupefacientes que se tragan envueltas en pequeñas bolsas para ser recuperadas más tarde. No obstante, las bolsas pueden explotar o degradarse dentro del cuerpo, causando una liberación masiva de droga que a menudo resulta en la muerte del traficante. Eso es lo que pudo haber sucedido en este caso.

Últimamente Tanzania se ha convertido en un punto de tránsito clave para los traficantes de drogas que viajan desde Afganistán hasta Pakistán, desde donde se dirigen a África. En Tanzania la droga se divide en paquetes más pequeños que distribuyen por Europa. Esta ruta de contrabando de drogas se conoce como ‘Smack Track’.

Fuente: RT Noticias