Tesla presenta la Cybertruck, su camioneta eléctrica a prueba de balas

La Cybertruck ha llegado y no se parece en nada a ninguna camioneta que hayas visto. Años después de decir por primera vez que estaba en camino, Tesla finalmente reveló la camioneta eléctrica en su Design Studio en Hawthorne, California, a las afueras de Los Ángeles.

Cuando la camioneta fue conducida inicialmente al escenario, muchos en la multitud claramente no podían creer que este fuera realmente el vehículo que habían venido a ver. La Cybertruck se parece a un gran trapecio de metal con ruedas, más una obra de arte que una camioneta.

En lugar de una cabina y una parte posterior claramente separadas, el cuerpo parece tener una sola forma. El exterior está hecho de una aleación de acero inoxidable recientemente desarrollada, dijo Elon Musk, el mismo metal que se usa para los cohetes SpaceX. Esa aleación permite que el automóvil sea “literalmente a prueba de balas” contra, al menos, armas de fuego más pequeñas, incluida una pistola de 9 milímetros, dijo Musk.

Un hombre con un martillo golpeó los costados del auto sin dañarlo. Pero una demostración de las ventanas de vidrio de metal supuestamente irrompibles de la camioneta resultó contraproducente cuando una bola de metal lanzada contra las ventanas, de hecho, las rompió.

“Pero no pasó a través”, señaló Musk tímidamente.

Musk ha hecho afirmaciones sorprendentes sobre las capacidades de la camioneta. Entre ellas, ha dicho que la Cybertruck sería más capaz, en términos de remolque y transporte, que un Ford F-150 y funcionaría como un mejor auto deportivo que un Porsche 911.

La versión más cara de la camioneta, el Tri Motor All-Wheel-Drive, podrá transportar 1.500 kg, remolcar hasta 6.350 kg y pasar de 0 a 60 en 2,9 segundos. También podrá conducir hasta 800 km con una carga completa. Los modelos base tendrán un alcance de 400 km.

Además de poder transportar carga en su platón, la camioneta tendrá espacios de almacenamiento bajo llave debajo del capó y en los costados. El platón en sí también tiene una cubierta deslizable.

Otra característica llamativa del auto es su precio. La versión base comenzará en 39.900 dólares. Eso es solo alrededor de 10.000 dólares más que el precio de un modelo base Ford F-150, que comienza en alrededor de 30.000 dólares. Pero competiría bien con el costo de un F-150 bien equipado. Un F-150 Lariat Super Cab, por ejemplo, comienza en aproximadamente 44.000 dólares.

Los precios de la versión de gama alta Tri Motor AWD del Cybertruck comienzan en 69.900 dólares.

Entre las opciones que los compradores podrán elegir, estará la opción de “conducción autónoma” de Tesla por 7.000 dólares. (La camioneta debería poder conducir sola una vez que el software esté disponible). Los conductores también podrán ajustar la altura de manejo, cuando estén en carretera o fuera de ella, utilizando un sistema de suspensión de aire adaptable. Eso vendrá como una característica estándar.

Musk tuvo una sorpresa final cuando la presentación estaba terminando.

“Oh, sí”, dijo. “También hicimos una cuatrimoto”.

Con eso, un conductor salió de una habitación lateral en un pequeño vehículo eléctrico todo terreno. Bajó la puerta trasera de la camioneta, extendió la rampa incorporada y la subió al platón.

La nueva camioneta eléctrica de Tesla no estará exenta de una dura competencia. Va en contra de los dos líderes del mercado en camionetas de tamaño completo en Estados Unidos. Ford está desarrollando su propia camioneta eléctrica de la serie F, mientras que General Motors, que fabrica camionetas Chevrolet y GMC, también tiene sus propias camionetas eléctricas en proceso. Más temprano el jueves, la directora ejecutiva de General Motors, Mary Barra, dijo que el fabricante de automóviles espera comenzar a vender su camioneta eléctrica en el otoño de 2021.

Tesla ahora también se enfrenta a otro competidor con sede en Michigan, Rivian, una empresa que planea comenzar a vender su propia camioneta eléctrica el año que viene. La compañía cuenta con Amazon y Ford como los principales inversores. El fundador de Rvian, RJ Scaringe, ocupó el tercer lugar en la recientemente lanzada Lista de Potencia de Motor Trend de este año, un ranking en gran parte subjetivo relacionado con las tendencias de la industria automotriz. Musk ocupó el puesto 24. Los camiones de Rivian costarán decenas de miles de dólares más que los de Tesla, pero se parecerán mucho más a una camioneta.

El potencial de mercado para la camioneta de Tesla sigue siendo un misterio. Hasta la fecha, ha habido poca superposición entre los compradores de camionetas de tamaño completo y los compradores de Tesla. Por ejemplo, Teslas y otros autos eléctricos se venden bien en las costas de Estados Unidos, mientras que las camionetas grandes se venden mejor en el Medio Oeste.

Además, la Cybertruck de Tesla no se parece en nada a una camioneta tradicional. Los compradores de camionetas pueden querer destacarse, pero no está claro si se sentirán cómodos con sobresalir tanto.

“Será un producto de nicho en el mejor de los casos y no representa una amenaza en el mercado de camionetas como lo conocemos hoy. La otra desventaja es que este auto no tendrá créditos fiscales federales para cuando salga”, dijo Matt DeLorenzo, senior editor ejecutivo de Kelley Blue Book.

The Tesla Cybertruck doesn’t have a seperate body and frame, like most trucks. Instead, it’s strength comes from its metal skin, Elon Musk said.
Musk ha dicho en el pasado que la camioneta es algo así como un proyecto personal y que no le importa mucho si pocas personas realmente quieren comprarla.

Chelsea Sexton, una analista que cubre el mercado de vehículos eléctricos, dijo que no cree que la camioneta que Musk mostró esté muy cerca del vehículo de producción final.

“Desde el punto de vista de la especificación, creo que probablemente es a lo que apuntan, pero, sin duda, ese estilo de carrocería no es un producto de gran volumen”, dijo.

La producción comenzará a fines de 2021, y la producción de la versión Tri Motor AWD de la Cybertruck comenzará un año después, según Tesla.