Sentencian a 60 años de cárcel a mujer que quemó a su novio

 Una mujer que vertió gasolina en el sofá en el que dormía su novio y cerró con llave la puerta después de verlo saltar y gritar “me quemo, me quemo” pasará 60 años en prisión por asesinato premeditado.

Diciéndole que es uno de los peores crímenes con los que ha tenido que lidiar, el juez de la corte superior de Anchorage, Michael Wolverton, sentenció el lunes a Gina Virgilio a 99 años de cárcel, 39 de ellos suspendidos. También la sentenció a 10 años de libertad condicional una vez que sea liberada por el asesinato de Michael Gonzalez en 2012.

Virgilio, de 32 años, se cubrió el rostro con las manos mientras Wolverton anunciaba la condena. El magistrado dijo que ella no era un monstruo y había mostrado remordimiento, pero hizo “algo horrendo, horrendo”.

Antes de su sentencia, Virgilio le indicó el juez que una enfermedad mental la llevó a cometer el crimen.

“Me odio por lo que hice. No podré devolverle la vida jamás”, señaló.

No se reveló un motivo para el asesinato, al que describió como frustrante.

Por: Agencia AP