Rusia estima que producirá a nivel industrial entre 3 o 4 vacunas contra la COVID-19

El Ministro de Salud de Rusia, Mijaíl Murashko, estima que en el país habrá “no menos de tres o cuatro vacunas” disponibles contra el nuevo coronavirus, que llegarán a la etapa de producción industrial. Así lo ha declarado en una entrevista con el canal Rossiya-24.

En junio, Murashko estimó que en Rusia podrían aparecer varias vacunas a la vez contra el COVID-19, pero explicó que por vacuna entiende “un medicamento”, y que aún está por verse cuánto durará su efecto, dando a entender que la inmunidad podría no ser de por vida.

De momento, distintos equipos de científicos tratan de desarrollar una vacuna contra el nuevo coronavirus en Rusia.

Uno de ellos, el Instituto de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, expresó la esperanza de registrar la vacuna ya en agosto, mientras que los investigadores del centro de virología y biotecnologías Véktor planean registrar su vacuna contra el SARS-CoV-2 en septiembre.

A diferencia de los fármacos, cuya eficacia es estimada por sus efectos en las personas que ya tienen cierta enfermedad, las vacunas experimentales se administran a personas sanas que luego se ven expuestas al microorganismo nocivo.

Después de meses o años de observación, los científicos pueden considerar su invento como exitoso si aquellas personas no se contagiaron tras la inyección.

Normalmente las vacunas experimentales son probadas en miles de personas que residen en zonas de contagio, aunque también es común que estos estudios involucren a unas decenas de voluntarios que son vigilados por los médicos por si presentan síntomas de la enfermedad tras ser infectados.

De esta manera, los investigadores pueden decidir si merece la pena seguir con el desarrollo de la vacuna probada o si es mejor buscar otro remedio.

Fuente: RT