Reino Unido reabrirá hasta junio, anuncia Johnson

Algunos británicos volverán al trabajo la próxima semana, pero el Reino Unido permanecerá confinado hasta junio cuando podrán reabrir escuelas primarias y comercios, anunció hoy el primer ministro, Boris Johnson, al presentar un plan de desconfinamiento “condicional” del segundo país del mundo con más muertes por coronavirus, informó la Agencia AFP.

Duramente criticado por su relajación inicial frente a la pandemia, Johnson, que estuvo hospitalizado en terapia intensiva debido al Covid-19, se convirtió en defensor de la prudencia y la paciencia.

“Sería una locura tirar por la borda lo logrado permitiendo un segundo pico (de infecciones)”, dijo en un muy esperado mensaje televisivo para anunciar cómo pretende desmontar poco a poco el confinamiento impuesto desde el 23 de marzo.

El Reino Unido es el país europeo más golpeado por el coronavirus, con unos 32 mil muertos, y el segundo del mundo por detrás de Estados Unidos, cuya población (327 millones) es casi cinco veces superior.

Ante las graves consecuencias económicas del confinamiento -el Banco de Inglaterra prevé una caída del 14% del PIB-, el gobierno decidió llamar a sectores como la construcción o la manufactura a retomar el trabajo a partir del lunes.

“Deberían ir a trabajar si no pueden trabajar desde casa”, afirmó Johnson, consciente de que muchos empleados y sindicatos se oponen mientras no se garantice la seguridad.

“Ante el peso psicológico del confinamiento, a partir del miércoles se animará también a la gente a “hacer ejercicio exterior ilimitado”, tomar el sol, conducir a destinos alejados, incluso jugar en equipos aunque solo entre “miembros de un mismo hogar”.

Se incrementarán las multas para quienes infrinjan las reglas.
Los grandes parques londinenses ya vivieron este fin de semana una multiplicación de picnics y otras actividades en grupo aún no autorizadas.

Y las calles se animaron el viernes, 75 aniversario de la rendición de los nazis al final de la Segunda Guerra Mundial, con pequeñas fiestas entre vecinos más o menos distanciados.

“Si hay problemas no dudaremos en echar el freno (a la desescalada)”, advirtió Johnson.

Se impondrá también una cuarentena a las personas que entren al país en avión, avanzada el sábado por los operadores aeroportuarios calificándola de “catastrófica”.
En una segunda fase “el 1 de junio como muy pronto”, podrán reabrir comercios y escuelas primarias.

“Después, en julio, se prevé que reanuden su actividad “lugares públicos” como cafés y restaurantes que puedan respetar el distanciamiento.

Este desconfinamiento lento y progresivo es sin embargo “condicional” y dependerá de los resultados, advirtió el primer ministro.

“Si no podemos hacerlo en esas fechas, si el nivel de alerta no lo permite, simplemente esperaremos”, enfatizó.