Nuevo confinamiento en Colombia provoca protestas en varias ciudades

Cientos de personas que se declaran en quiebra se movilizaron este miércoles en las principales ciudades de Colombia para protestar contra los nuevos confinamientos impuestos por gobiernos locales, ante el crecimiento de casos mortales por la pandemia.

“¡Que nos dejen trabajar o que nos lleguen ayudas!”, clamó Fanny Sterling, propietaria de dos bares en Bogotá que se vieron forzados al cierre por la crisis sanitaria que comenzó en marzo, y se recrudeció en el último mes.

Convocados por gremios de comerciantes, artistas y vendedores informales, los manifestantes marcharon antes del toque de queda nocturno que rige en Bogotá, Cali y Medellín.

En esta última ciudad —la segunda en importancia— la policía antidisturbios intervino para evitar el bloqueo de una avenida, según periodistas de la AFP.

Autoridades de las tres urbes más pobladas del país decretaron confinamientos estrictos para el próximo fin de semana para frenar la propagación del nuevo coronavirus, ante la saturación de los servicios de terapia intensiva.

Los comerciantes sostienen que ambas medidas —el toque de queda y el encierro los fines de semana— profundizan su ruina cuando todavía no hay una fecha para el inicio de la campaña de vacunación.

“Estamos trabajando a 10 por ciento de nuestra capacidad, pero con 100 por ciento de los costos”, dijo Fernando Bastidas, uno de los comerciantes que asistió a la manifestación en la capital colombiana.

Luego de detectar el primer caso de coronavirus a comienzos de marzo de 2020, el gobierno nacional impuso un confinamiento estricto a finales del mismo mes.

Ante la debacle económica, el gobierno relajó el encierro desde el 1 de septiembre para apostar por una estrategia basada en el uso generalizado de mascarillas y la prohibición de eventos masivos.

Gracias a la gradual reactivación, el desempleo urbano, que llegó a ser de 25 por ciento durante el confinamiento, bajó hasta 15 por ciento en noviembre, último mes del que se tiene registro.

Pero el incremento sostenido de contagios y muertos en las primeras semanas de enero ha empujado a varios mandatarios locales a decretar nuevos cierres de la actividad.

Con casi dos millones de contagios, Colombia es el segundo país latinoamericano con mayor cantidad de casos de coronavirus detrás de Brasil y el tercero con mayor cantidad de muertos por la pandemia (49.402).

Con casi 50 millones de habitantes, y una informalidad de 47 por ciento, el Estado colombiano ha repartido ayudas monetarias a casi 21 por ciento de la población. Los subsidios por hogar rondan los 46 dólares mensuales.

Fuente: La Jornada