“No podíamos dejarlos así”: apadrinan a 14 abuelos que no recibían visitas en un asilo de Argentina

Un gesto solidario bastó para que las risas retornaran a la residencia estatal ‘Los Grandes’, dedicada al cuidado de personas mayores y ubicada en la localidad argentina de Plottier, provincia de Neuquén, al sur del país sudamericano.

Julio Paz, de 60 años, fue el impulsor de la iniciativa para que 14 ancianos volvieran a tener compañía, después de años sin recibir visitas. A través de un ‘voluntariado’ ideado por Paz —quien vive a unos pocos kilómetros del hogar para adultos mayores—, varias personas ‘apadrinaron’ a un jubilado, a quien ven cotidianamente.

“Siempre pasaba con mi bicicleta y veía a unos abuelos que me saludaban desde afuera del hogar. Un día, a principios de año, decidí acercarme a conocerlos. Fue cuando me enteré que había muchos a quienes nadie visitaba desde hacía mucho tiempo. De los 31 residentes, me comentaron las asistentes del lugar, 14 no tenían contacto con sus familiares”, cuenta Paz en diálogo con RT.

Lo primero que hizo Julio después de enterarse del abandono fue publicar en sus redes sociales la problemática y pedir la “ayuda” de quien quisiera colaborar para acompañar a los abuelos. La respuesta, admite, lo “sorprendió”.

“Me escribieron más de 1.500 personas por Facebook ofreciéndose como ‘padrinos’ o ‘madrinas’ de ellos. Además, al lugar le faltaba una mano de mantenimiento y algunos insumos. Por suerte, también lo pudimos conseguir, aunque siempre se necesita más. Pintura, pañales, leche, abrigos. Todo es bienvenido”, explica el impulsor del voluntariado.

Julio, quien trabaja en la radio ‘América’ de la localidad de Plottier, destaca cómo cambió el estado de ánimo de los 14 abuelos a partir de la convocatoria y los eventos que se comenzaron organizar en ‘Los Grandes’. “Hay siete que se encuentran en sillas de ruedas, otros que superan los 90 años y también un no vidente. A todos les volvió cierta alegría con los encuentros que realizamos. Uno de los últimos fue la fiesta por el día de la primavera, donde elegimos a un ‘Rey’ y una ‘Reina’. Se divirtieron mucho”, cuenta.

La respuesta de los vecinos de Plottier fue tan positiva que un solo adulto mayor tiene hasta dos ‘padrinos’ o ‘madrinas’ de edades diversas. Julio decidió acompañar a Juan, de 80 años y oriundo de Chile: “Hace 45 años que vive en Argentina. Es una persona muy lúcida y ávida de cariño, como la mayoría. Ellos necesitan un momento para que se los escuche y se los abrace, tan simple como eso”.

El próximo evento a organizar es el ‘día de la madre’, que en Argentina se celebrará el próximo domingo 20 de octubre: “Es un día muy especial en nuestro país. Tenemos varias abuelas que ese día no van a ver sus hijas o hijos biológicos, y eso es duro. Por eso queremos acompañarlas a lo grande. Es muy gratificante observar cómo se acercan jóvenes de 20 a 30 años y se sientan al lado de ellos como si en verdad fuesen un familiar más. Nuestro objetivo es ese”, finaliza Paz.

Fuente: RT Noticias