Lydia Roberts, de 21 años, se suicidó después de hallar pornografía infantil en el celular de su novio

Una joven se suicidó después de encontrar imágenes de abuso sexual infantil en el celular de su novio, según se informó The Mirror.

La trabajadora de H&M, Lydia Roberts, de 21 años, se sintió “violada y herida” después de encontrar las fotos en un segundo teléfono del empresario Adam Wells.

Estaba “disgustada” ante la idea de que Wells hubiera estado cerca de su joven sobrina y sobrino, según se informó.

La pareja discutió cuando Roberts lo confrontó por las imágenes. Después, la encontró ahorcada en su casa en Radcliffe, Manchester, cuando regresó de una noche de fiesta con amigos.

Wells, director de una compañía de productos de belleza, fue acusado por los delitos sexuales y registrado como abusador por poseer fotografías indecentes de niños. Pero no se le vinculaba a la muerte de Roberts.

Según la investigación, la señorita Roberts tenía antecedentes de intentos de suicidio y le habían recetado medicamentos para la depresión.

De acuerdo a las declaraciones del mencionado diario, el coronel Golombeck afirmó que consideró la totalidad de las evidencias y que concluía que Lydia Roberts terminó con su vida, como ya lo había intentado hacer en el pasado.

Como prueba también se tomaron los mensajes de texto intercambiados por la pareja el día de los hechos.

La madre de la víctima sigue pensando que él podría tener alguna implicación y espera que algún día toda la verdad salga a la luz.

Fuente: La Opinión