Los negocios del Cártel de Sinaloa en China, Taiwán y Hong Kong

La Unidad de Inteligencia Financiera identificó parte de las operaciones asiáticas del cártel de Sinaloa y descubrió que esta organización criminal mantiene al menos cuatro empresas farmacéuticas, cerveceras, textileras y de fertilizantes como fachada para traficar fentanilo y ocultar transacciones desde Hong Kong, China y Taiwán.

La investigación de la UIF, a la que tuvo acceso de MILENIO, permite reconstruir una pequeña parte de las operaciones de la organización sinaloense en Asia, en donde mantiene operaciones activas desde hace al menos una década.

La pesquisa va de la mano con los hallazgos de la Marina en el Puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, que en agosto de 2019, decomisó un cargamento de fentanilo enviado desdeShanghái a Culiacán, ocultas en 954 costales, con un peso aproximado de 23.3 kilogramos.

Entre los casos identificados están cuatro empresas con sede en Culiacán dedicadas a la fabricación de productos farmacéuticos y medicamentos (esta última también con sede en Tijuana); refacciones y maquinaria industrial; compraventa de aparatos electrónicos y compraventa de fertilizantes y plaguicidas.

Los nombres de las empresas se mantienen bajo reserva como parte del proceso.

Al revisar las transacciones financieras de estas empresas, la UIF identificó un “esquema de operatividad incongruente” porque los recursos ingresados en dólares en sus cuentas no permanecen durante tiempo significativo y son retiradas de manera casi inmediata después de concretarse las transferencias.

La primera compañía, vinculada con medicamentos e identificada por la UIF como “Empresa Objetivo”, tuvo en solo tres meses de 2017 depósitos por 15.5 millones de pesos y retiros por 15.3 millones; no se registraron pagos de nómina ni impuestos, no tiene página web y no logró ubicarse el domicilio.

Por: Milenio