Invasores de tierras usan incendios en el Amazonas para facilitar negocios ilícitos: investigador

La Amazonia arde, mientras las críticas contra el Gobierno del Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se multiplican a nivel internacional. El jefe de Estado francés, Emmanuel Macron, anunció este viernes que se opone al acuerdo entre la Unión Europea y Mercosur, que ha costado 20 años sacar adelante.

También Irlanda amenazó con votar en contra, y ya está decidido: los incendios se abordarán durante la reunión de este sábado de la cúpula del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) en la ciudad francesa de Biarritz. Una medida que, según Bolsonaro, evoca una “mentalidad colonialista”.

Naciones Unidas, líderes mundiales y ONG han manifestado su preocupación y una oleada de protestas han sido convocadas en todo el mundo. Ante la fuerte presión, el Ejecutivo de Bolsonaro comunicó este viernes que los incendios “no están fuera de control”.

Las causas y efectos de estos incendios son las principales preguntas que están sobre la mesa. Tras acusar a las organizaciones no gubernamentales, Bolsonaro consideró que también podía ser obra de los hacendados. “Pueden ser hacendados. Todo el mundo es sospechoso, pero la mayor sospecha viene de las ONG”, aseveróV

Hablamos con Marcos Buckeridge, decano del Instituto de Biociencias de la Universidad de Sao Paulo.

RT: Solo entre enero y agosto de 2019 se registraron 76.720 incendios, la cifra más alta en los últimos siete años. ¿Cuál es la causa de que haya más incendios este año que en años anteriores?

MB: Las políticas adoptadas por el nuevo Gobierno brasileño de desvalorizar las cuestiones del medio ambiente y adoptar una visión que se basa en que la preservación del medio ambiente perjudica el desarrollo, así como la facilitación del uso de armas, han provocado que los invasores de tierras en la región amazónica usen el fuego como herramienta para dar cabida a negocios ilícitos.

RT: ¿El fuego es consecuencia de la deforestación?

MB: La mayoría de las veces, el fuego está asociado a la deforestación causada por los seres humanos. Por lo tanto, existe una relación bastante fuerte entre los dos elementos.

RT: ¿Cómo se pueden extinguir los incendios?

MB: Se pueden extinguir enfriando (usando agua) y utilizando polvos químicos. También se pueden combatir cavando cortafuegos, que impiden el avance del incendio.

RT: ¿Existen fuegos naturales?

MB: Sí, hay situaciones en que la humedad es muy baja y el fuego puede surgir espontaneamente. Para que esto se produzca tiene que haber condiciones de baja humedad no solamente en el aire, también en la materia (hojas y ramas) que permanecen en el suelo. Los fuegos naturales son comunes en el cerrado [bioma brasileño]. Incluso son reguladores del bioma, es decir, los incendios reinician la sucesión ecológica [proceso natural] y mantienen el cerrado. En teoría, en los bosques tropicales pueden surgir incendios naturales, pero solamente en casos raros. Los incendios que vemos hoy en las regiones de la selva tropical son causados, en su gran mayoría, por actividades humanas.

RT: ¿Qué consecuencia tiene el avance de los incendios sobre el medio ambiente a corto plazo?

MB: A corto plazo, el humo afecta drásticamente a las poblaciones que viven cerca de las zonas de los principales incendios. Las ciudades pueden pasar días, incluso meses, cubiertas de humo, lo que causa enfermedades de varios tipos, que van desde problemas de respiración aguda hasta el cáncer, porque la quema produce una serie de compuestos volátiles que son cancerígenos.

Además, la quemada causa la pérdida inmediata de toda la biodiversidad local, muy poca consigue escapar. Como la biodiversidad en la Amazonía es enorme, se pierden muchos organismos que pueden que no existan en otras partes del bosque.

RT: ¿Y a largo plazo?

MB: A largo plazo, si se quema gran parte del bosque, este dejará de ejercer efectos sobre el clima local y regional. El gran problema para las regiones ‘super amazónicas’ son los posibles cambios del clima con resecación, lo que puede provocar que sea inviable la agricultura que tenemos funcionando en la actualidad. La pérdida de la biodiversidad significa la pérdida de un patrimonio genético que tiene el potencial de ayudar a la humanidad de muchas maneras.

RT: ¿Por ejemplo?

MB: Descubrimientos de nuevas sustancias que pueden curar o controlar enfermedades como el cáncer, el alzheimer, el párkinson, entre otras. Tampoco sabemos qué nuevos materiales podríamos inventar aprendiendo con lo que las plantas, animales o microorganismos ya produjeron durante la evolución.

RT: ¿Hasta qué punto la visión del Gobierno tiene efecto en este fenómeno?

MB: La importancia de la acción del gobierno ya se ha demostrado claramente en Brasil. Entre 2004 y 2010, aproximadamente, gracias a las acciones del ejecutivo hubo una caída drástica de la deforestación en la Amazonia. Esto demuestra que es posible controlar la deforestación y los incendios a través de acciones gubernamentales.

En los últimos 40 años, Brasil se convirtió en un ejemplo mundial en el área del medio ambiente debido a la evolución de las instituciones que se crearon a nivel gubernamental (nacional, estatal, municipal) para abordar el problema. En mi opinión, lo que está sucediendo en Brasil no es solo un tema político, sino que también es un cambio drástico en el enfoque ético del medio ambiente.

Fuente: Sin Embargo