Iglesia católica alemana bendicen a parejas gay, chocan con el Vaticano

La influyente corriente progresista de la Iglesia católica alemana tenía previsto bendecir esta semana las uniones de parejas homosexuales en unos 100 servicios religiosos, un desafío directo a una decisión reciente del Vaticano sobre que los sacerdotes no podían hacerlo.

Las bendiciones en servicios abiertos de oración son la última reacción de los católicos alemanes contra un documento publicado en marzo por la oficina de ortodoxia del Vaticano, la Congregación para la Doctrina de la Fe, que determinó que los clérigos católicos no pueden bendecir las uniones entre personas del mismo sexo porque Dios “no puede bendecir el pecado”.

El documento agradó a los conservadores y decepcionó a los defensores de los católicos LGTBQ en todo el mundo. La reacción ha sido especialmente llamativa en Alemania, donde la Iglesia ha estado en la primera línea de la conversación sobre cuestiones controvertidas como la posición católica sobre la homosexualidad, dentro de un proceso formal de debate y reforma.

Las docenas de servicios religiosos que incluirán bendiciones de uniones homosexuales suponen una escalada en las tensiones entre conservadores y progresistas, que ya han hecho sonar la alarma, especialmente entre la derecha, sobre que parte de la Iglesia alemana pueda dirigirse a un cisma.

El cisma no es algo nuevo para Alemania: hace 500 años, Martín Lutero inició allí su Reforma.

El papa Francisco, que ha defendido una estructura eclesiástica menos centralizada, ya ha recordado a la jerarquía alemana que debe mantenerse en comunión con Roma durante su proceso de reforma, conocido como “camino sinodal”.

Información de AP.