Hermano de Caro Quintero… de líder de cártel a estudiante modelo

Luego de cumplir una condena de 17 años de prisión en Estados Unidos, Miguel Ángel Caro Quintero, exlíder del Cártel de Sonora, fue deportado a México el pasado viernes 19 de julio por la garita El Chaparral, en Tijuana, Baja California, sin que le fuese impedido el libre tránsito.

Según documentos judiciales obtenidos por Univisión Noticias, el hermano del narcotraficante Rafael Caro Quintero -exdirigente del Cártel de Guadalajara, quien se encuentra prófugo-, fue un estudiante modelo durante su estancia en la cárcel, con intereses por el periodismo, astronomía, literatura clásica, poesía y horticultura, entre otros.

Fue gracias a los diversos cursos que tomó y a su comportamiento, lo que le valió que su sentencia se redujera siete días por cada año de buena conducta.

Antes de ser liberado el pasado día 19, los abogados de Miguel Ángel Caro Quintero enviaron tres cartas para solicitar dejar su reclusión argumentando que el interno quería y necesitaba cuidar de su progenitora que se encontraba enferma.

Además, el exnarcotráficante de 56 años de edad, internado entonces en el penal de Victorville, California, escribió un documento para dejar constancia de que estaba listo para ser liberado, pues contaba con diversos cursos.

El 20 de julio, el semanario Zeta dio a conocer que Miguel Ángel Caro Quintero había sido deportado a México por la garita El Chaparral en Tijuana, en donde fue recibido por sus familiares después de cumplir su sentencia en la penitenciaria de máxima seguridad, ADX Florence, en Colorado, prisión donde actualmente se encuentra recluido Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Miguel Ángel fue capturado en el 2001 en Los Mochis, Sinaloa, luego de que agentes federales cumplimentaran una orden de detención provisional con fines de extradición, luego de que se le acusara de crimen organizado y conspiración para traficar marihuana en Colorado y Arizona, respectivamente.

En México, el delincuente estuvo preso en el penal de máxima seguridad del Altiplano, para luego ser trasladado al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso3 de Matamoros, de donde fue extraditado a Estados Unidos en 2009.

Fuente: Excélsior