Gigantes de la farmacéutica rechazaron hace años desarrollar medicamentos para prevenir pandemias como la del COVID-19

Un grupo de grandes compañías farmacéuticas rechazó un plan propuesto por la Comisión Europea hace unos años para investigar y desarrollar vacunas contra coronavirus similares al que ha provocado la pandemia actual de covid-19.

Según revela un reciente estudio realizado por las ONG Global Health Advocates y Corporate Europe Observatory, las farmacéuticas privadas imponen su criterio a favor de medicamentos contra enfermedades crónicas, los cuales reportan mayores ganancias al sector.

El ‘lobby’ que representa a las principales compañías privadas, denominado Federación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas, ha manejado presupuestos públicos por un monto de 2.600 millones de euros para el periodo 2008-2020 a través de la Iniciativa de Medicamentos Innovadores (IMI), una empresa mixta creada para acelerar el desarrollo de medicamentos y el acceso de los pacientes.

La OMS suspende los ensayos de hidroxicloroquina y cloroquina como fármacos para tratar el covid-19
La OMS suspende los ensayos de hidroxicloroquina y cloroquina como fármacos para tratar el covid-19
Sin embargo, hasta el momento no se ha invertido una suma significativa en áreas de investigación que incluyan la preparación para epidemias causadas por coronavirus, enfermedades tropicales o el VIH.

El documento destaca que, en cambio, la industria farmacéutica usó el financiamiento para impulsar proyectos que a la larga son más rentables comercialmente.

Entre los planes rechazados se encuentra una iniciativa del año 2017 propuesta por representantes de la Comisión Europea para impulsar la aprobación de vacunas. La IMI además descartó destinar recursos a colaborar con una fundación dedicada a combatir patógenos como el MERS o el SARS, dos tipos de coronavirus.

El choque entre los intereses de las entidades públicas y privadas que conforman la IMI ya había sido detectado en 2017 en una evaluación que destacaba que “los objetivos y las maneras de operar de la industria y el socio público parece que interfieren con la eficiencia a la hora de tomar decisiones”, según refiere eldiario.es.

Una portavoz del organismo mixto alegó que las enfermedades infecciosas y las vacunas han sido una de las prioridades de la entidad. Aseguró que los proyectos de la IMI han ayudado “directa o indirectamente a preparar mejor a la comunidad de investigadores para enfrentar situaciones como la crisis actual”, reporta The Guardian.