Ghislaine Maxwell contrató a una joven asistente ejecutiva para que Jeffrey Epstein pudiera abusar de ella “constantemente” y violarla

Ghislaine Maxwell, expareja y socia del depredador sexual Jeffrey Epstein, contrató a una mujer para que el magnate estadounidense pudiera abusar sexualmente de ella “constantemente” y violarla, según una nueva demanda a la que tuvo acceso este viernes el periódico Daily Mail.

De acuerdo con los documentos, el ‘Socio 1 de Epstein’, que según las fuentes es Maxwell, entrevistó a la mujer no identificada en septiembre de 2003 para un puesto de asistente ejecutiva y/o personal.

Durante la entrevista, Maxwell señaló que Epstein, que en agosto de 2019 fue hallado sin vida en una cárcel de Nueva York mientras esperaba ser juzgado por tráfico sexual, era un “hombre muy poderoso”, y dejó claro que el magnate controlaría una “porción sustancial” del empleo de la mujer, para la cual cuidar su aspecto físico sería una prioridad.

Una vez que la joven fue contratada y entró en contacto con Epstein, el multimillonario creó un “ambiente de trabajo hipersexualizado”, en el que “la tocó, toqueteó o agredió físicamente”, lo que eventualmente condujo a una violación y otros dos encuentros sexuales sin consenso en la lujosa vivienda del magnate en Nueva York, señala la demanda presentada el pasado 17 de junio.

Epstein también “ejerció control” sobre la apariencia física de la víctima, cancelando sus pedidos de comida, obligándola a hacer ejercicio en su gimnasio privado o comprándole ropa “ajustada y de corte bajo”.

Asimismo, durante todos los encuentros sexuales sin consenso, Epstein amenazaba regularmente a la víctima, a sus amigos y a sus familiares cercanos. Así, “en un claro esfuerzo por silenciar y normalizar su comportamiento”, el magnate una vez dijo: “Todos somos familia aquí. Lo que sucede en la familia se queda en la familia”.

En otra ocasión, Epstein le dijo a la víctima que ella no era “nada sin este trabajo”. “Me ocuparé de que nunca más vuelvas a trabajar en Nueva York”, la amenazó el multimillonario. Las intimidaciones fueron a más, y en una ocasión Epstein llegó a decirle: “Te quemaré. Te cazaré”.

Como resultado, “temiendo por su vida y la de sus amigos y familiares”, la mujer dejó su trabajo “poco después de esta última amenaza”. No obstante, unos años después Maxwell le hizo a la víctima una oferta de empleo similar. “Nuestra puerta siempre está abierta. Te invitamos a venir a trabajar para nosotros en cualquier momento”, señaló la socia de Epstein en 2013.

Ghislaine Maxwell fue arrestada este jueves por el FBI en la ciudad estadounidense de Bradford. Está acusada de seis cargos de abuso sexual y dos cargos de perjurio, y enfrenta hasta 35 años en prisión si es declarada culpable.

Fuente: RT