Formulan cargos contra Donald Trump en el Congreso

El Comité Judicial de la cámara baja arrancó su proceso para la formulación de cargos para el juicio político de Donald Trump con la esperada batalla retórica y la lucha libre parlamentaria entre demócratas y republicanos, mientras expertos constitucionales ofrecieron sus opiniones sobre si la evidencia en la investigación hasta ahora amerita la destitución del presidente.

“Si no podemos impeachear a un presidente que usa su poder para ventaja personal, ya no vivimos en una democracia. Vivimos en una monarquía o una dictadura”, advirtió Noah Feldman, profesor de leyes de la Universidad de Harvard, en la audiencia ante el Comité Judicial, uno de los tres expertos constitucionales invitados por los demócratas.

Por su parte, Jonathan Turley, profesor de leyes de la Universidad George Washington, invitado por los republicanos, argumentó que el proceso aún no ha generado suficiente evidencia para ameritar la formulación de cargos formales contra el presidente. “Estoy preocupado por reducir las normas para el impeachment para adaptarse a la escasez de evidencia y la abundancia de ira” declaró, instando a que se recaude más evidencia directa de los principales actores.

Los invitados de los demócratas argumentaron que el proceso de impeachment fue precisamente diseñado para casos como el presente y que la evidencia comprueba actos más peligrosos para esta democracia que cualquier otro hecho por algún presidente en el pasado.

Ambos lados se prepararon como si estuvieran por iniciar algún evento colosal de talla romana.

Los republicanos fueron invitados a la batalla por el vicepresidente Mike Pence en la reunión semanal entre los legisladores de ese partido, donde les giró instrucciones para intensificar sus ataques contra los demócratas, según versiones filtradas a medios sobre la reunión.

Del otro lado, la presidenta de la cámara baja y la demócrata más poderosa de Washington, Nancy Pelosi, preguntó a sus colegas demócratas en otra reunión privada, “¿están listos?”, al invitar la respuesta esperada”Sí”.

Brotaron las esperadas disputas entre ambas bancadas sobre el informe de 300 páginas entregado por el Comité de Inteligencia al resumir dos meses de investigaciones por ése y otros dos comités de la cámara baja. En el informe se afirma que Trump abusó de su poder al presionar al gobierno de Ucrania a anunciar investigaciones a fin de dañar las campañas electorales de sus contrincantes demócratas, invitando así la interferencia extranjera en la elección presidencial de 2020, y que después obstruyó la investigación legislativa sobre el asunto.

Los republicanos otra vez rechazaron la validez del proceso. El diputado republicano de mayor rango en el Comité Judicial afirmó que “esto no es impeachment” sino un operativo para inculpar tramposamente al presidente, calificando el proceso como “una pérdida de tiempo”.

Al parecer, los demócratas están contemplando formular cargos en torno al abuso de poder y soborno, obstrucción del Congreso, y obstrucción de justicia -ésta última implica la incorporación de cargos formales de impeachment con base a la investigación concluida por el fiscal especial Robert Mueller.

Se supone que habrá un par de audiencias antes de que el Comité Judicial formule los cargos formales -conocidos como “artículos de impeachment”- para someterlos al pleno de la cámara y, si son aprobados como se espera, enviarlos al Senado donde se realizará el juicio político de Trump con los senadores funcionando como un jurado.

Cuando Trump se mofó del anunció hecho ayer de que la senadora demócrata Kamala Harris se retiraba de la contienda presidencial de 2020, enviando un tuit pretendiendo consolarla, ella respondió también en un tuit: “No se preocupe, señor presidente. Lo veré en su juicio”.

Fuente: La Jornada