Enrique rompe el silencio luego de renunciar con Meghan Markle a sus funciones en la monarquía británica

El duque de Sussex, el príncipe Enrique, se ha pronunciado este 19 de enero sobre su decisión de renunciar con su esposa, Meghan Markle, a los privilegios reales.

Quiero que oigan la verdad de mí, tanto como puedo compartir, no como el príncipe o el duque, pero como Enrique, la misma persona que muchos de ustedes vieron crecer durante los últimos 35 años, pero ahora con una perspectiva más clara”, declaró, en el marco de una cena de su fundación caritativa.

“El Reino Unido es mi casa y el lugar que amo. Esto nunca va a cambiar”, destacó el príncipe.

En ese contexto, señaló que él y Meghan “hacen todo lo posible” para desempeñar sus papeles en el país “con orgullo”. “Una vez que Meghan y yo nos casamos, estábamos emocionados, teníamos esperanza, estábamos aquí para servir”, afirmó. “Por esas razones, me da mucha tristeza que eso [la situación] llegó a esto”, dijo el duque.

El príncipe aclaró que no tomó la decisión de renunciar a los privilegios reales “a la ligera” y hubo “tantos meses de negociaciones después de tantos años de desafíos”.

“Realmente no hubo otra opción“, destacó.

El príncipe Enrique hizo hincapié en que “no se alejan” y querían “seguir sirviendo a la reina, la Mancomunidad y sus asociaciones militares, pero sin financiación pública”, lo que no era posible.

“Lo acepté, sabiendo que esto no va a cambiar lo que soy y lo comprometido que estoy. Pero espero que [esto] les ayude entender a qué llegó esto, que alejaría a mi familia de todo lo que he conocido para dar un paso adelante en lo que, espero, puede ser una vida pacífica“, reiteró.

En su discurso, el miembro de la familia real también mencionó a los medios de comunicación, que prestaban mucha atención a su vida con Markle. “Ustedes han cuidado de mí durante tanto tiempo, pero los medios son una fuerza poderosa y mi esperanza es que un día nuestro apoyo colectivo mutuo pueda ser más poderoso, porque esto es mucho más grande que solo nosotros”, subrayó.

El pasado miércoles, el príncipe Enrique y su esposa Meghan Markle anunciaron en su cuenta oficial de Instagram que planean dar un paso atrás como miembros de la familia real británica con el fin de forjarse un nuevo papel” en la institución de forma progresiva y “ser independientes desde el punto de vista financiero”. En la misma línea, señalaron que su decisión les permitirá centrarse en su hijo y en la creación de una nueva entidad caritativa.

Isabel II afirmó que la familia real apoya el deseo de Meghan y Enrique de “crear una nueva vida como una joven familia” y anunció “un período de transición durante el cual los Sussex pasarán tiempo en Canadá y el Reino Unido”.

Fuente: RT