El tirador que mató a 9 personas e hirió a otras 21 en una escuela rusa se llama a sí mismo Dios y afirma que siempre “ha odiado a todos”

Ilnaz Galyaviev, el tirador de 19 años que abrió fuego en una escuela de la ciudad rusa de Kazán, matando al menos a 9 personas e hiriendo a otras 20, afirmó que “es como un Dios” y había anunciado en redes sociales sobre su intención de atacar, informan medios locales.

“Me di cuenta de que soy Dios. Solo me di cuenta de esto hace dos meses, no de inmediato. Entonces un monstruo comenzó a despertar en mí. Empecé a odiar a todos. Siempre he odiado a todos. Empecé a odiar aún más”, declaró el joven durante el interrogatorio después de su detención.

Además, los medios informaron que existía un canal en Telegram que supuestamente pertenecía a Galyaviev. El autor afirmó que la población del mundo era “biobasura”y añadió que no debería haber seres vivos en el mundo, y que la vida era un “error del universo”. Los medios reportan que, antes del tiroteo, Galyaviev escribió que iba a matar a un gran número de personas y terminar con su propia vida.

Varios testigos grabaron el momento exacto en el que el tirador entra en la escuela con un arma.

Galyaviev se graduó en esta misma escuela hace cuatro años, ha revelado una fuente de la administración de la institución educativa. Después el atacante ingresó en una universidad en la misma ciudad pero fue expulsado en abril. Según los representantes de la universidad, Galyaviev no fue un estudiante conflictivo.

“Durante sus estudios demostró ser un estudiante tranquilo y no conflictivo. Siempre fue ordenado, respetuoso con sus compañeros y profesores”, han comentado desde la institución educativa. “Ilnaz desde diciembre estaba en prácticas educativas y de producción, desde enero no apareció en el colegio, dejó de mantenerse en contacto con el tutor del grupo. No se presentó a la defensa de la práctica laboral y de los tres exámenes estatales, por lo que fue expulsado”, han añadido.

En otro video se puede apreciar al atacante con una máscara caminando por una calle de Kazán, portando un arma de fuego en la mano.

Aproximadamente dos semanas después de la expulsión, Galyaviev recibió oficialmente un permiso para tener armas de fuego. “Confirmamos la información de que el detenido legalmente poseía un arma. Se ha emitido de acuerdo con la legislación vigente”, según ha comentado un representante de la Guardia Nacional de Rusia.

Tras el tiroteo, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, encargó a la Guardia Nacional de Rusia trabajar con urgencia en el endurecimiento de las reglas de tenencia de armas de fuego entre la población “teniendo en cuenta el tipo de arma que usó el tirador”.

Fuente: RT