El mayor sitio porno del mundo, Pornhub, es acusado de explotar sexualmente a niños y mujeres

“Pornhub es la página web porno más grande y popular del mundo. Tenemos evidencias de que ha permitido y se ha aprovechado de la violación y la explotación sexual de mujeres y niños. Necesitamos que se hagan responsables y que sirvan de ejemplo para cualquier otra web que intente hacer lo mismo, para que todas sepan que no permitiremos que suceda y que defenderemos los derechos de las víctimas por encima de los beneficios de mega corporaciones como Pornhub y su matriz, Mindgeek”, afirma la activista Laila Micklewait.

Micklewait y la organización que lidera, Exodus Cry, lanzaron una petición a través de la plataforma Change.org para cerrar Pornhub, uno de los principales portales porno del mundo. Meses después, la solicitud acaba de superar el millón de apoyos y ha sido rubricada por “300 organizaciones de protección y lucha contra la trata de niños, así como por expertos y víctimas de trata”, explica la activista en conversación con ElDiario.es. En el momento de redacción de esta información suma alrededor de un millón 050 mil firmas.

Aunque la petición apunta directamente a Pornhub, también está dirigida contra los ejecutivos del mucho más desconocido conglomerado de empresas al que pertenece, MindGeek, una multinacional tecnológica especializada en la pornografía online. Aunque MindGeek no lo revela en sus portales oficiales, controla un gran número de páginas para adultos además de Pornhub, como RedTube o YouPorn. También opera en el negocio que les surte de contenidos, con productoras porno como Brazzers, Reality Kings, Digital Playground o SeanCody. Algunas fuentes señalan que controla aproximadamente hasta el 80 por ciento de la pornografía online, manejando también los aspectos tecnológicos del negocio, como alojamiento en la nube, plataformas de pago, ciberseguridad, marketing, distribución de publicidad segmentada o analítica de datos, servicios que ofrece a terceros. La mayoría de sus más de mil 400 empleados (según datos oficiales de 2016) están en su cuartel general de Montreal, el polo tecnológico canadiense, aunque tiene oficinas en Londres, Los Ángeles, Nicosia (Chipre), Bucarest (Rumanía). Declara su sede central en Luxemburgo por motivos tributarios.

Su cara más visible es Pornhub, que realiza habitualmente campañas promocionales, como apoyar acciones contra el cambio climático o publicar mapas trucados sobre las categorías porno preferidas en cada país. Sin embargo, en el último año la plataforma ha ocupado titulares por motivos distintos, puesto que ha sido acusada repetidamente de albergar contenidos ilegales y lucrarse con la publicidad y suscripciones que generan. Uno de los casos que ha tenido impacto mundial fue el de la productora Girls Do Porn, que engañó a al menos 22 mujeres para grabar videos de contenido sexual bajo la promesa de que nunca se publicarían en Internet.

La realidad era que no sólo se subían a la red sino que se promocionaban activamente en Pornhub, con quien esta productora tenía un acuerdo para proporcionar sus contenidos como reclamo para conseguir suscriptores de pago. Cuando las víctimas descubrían la farsa y reclamaban a la productora la retirada de los videos, esta les exigía 15 mil dólares. La batalla legal de 22 víctimas contra la productora duró tres años y terminó este enero con la condena a los responsables de Girls Do Porn con una indemnización millonaria. Pese a las críticas, Pornhub no retiró sus videos y mantuvo su relación de preferencia con Girls Do Porn hasta tres días después de que sus responsables fueran detenidos (el principal acusado sigue en paradero desconocido).

Los meses previos a la declaración de la pandemia habían acelerado la salida a la luz de este tipo de casos en Pornhub. En febrero, la BBC reveló la historia de una mujer que fue violada con 14 años, cuyas imágenes acabaron en Pornhub, aunque entonces la empresa se defendió alegando que los hechos sucedieron antes de su adquisición por parte de MindGeek. En marzo trascendió el caso de una menor de 15 años desaparecida en Florida. Su madre encontró hasta 58 videos y varias fotografías con abusos sexuales a su hija en varias web pornográficas, entre ellas Pornhub.

EL AUGE DEL PORNO DE VENGANZA O DE “FILTRACIÓN”

Los videos de esos abusos, agresiones o trato están disponibles en Pornhub y la página se beneficia económicamente de ellos, denuncia la campaña que pide el cierre de la plataforma. No obstante, no es este el único tipo de videos ilegales de los que la plataforma está acusada de albergar. También se la señala por no perseguir el revenge porn o porno de venganza, como se conoce a los videos de contenido íntimo grabados durante un acto sexual consentido o en el ámbito de una relación que se suben a Internet como venganza tras una ruptura o disputa. Se trata de un delito que afecta mucho más a las mujeres que a los hombres.

En una línea similar están los leaks o “porno de filtración”, proveniente del hackeo o sustracción de contenidos íntimos que las víctimas guardaban en la nube o en sus dispositivos y que acaban en la red tras ser robadas por ciberdelincuentes. Este tipo de pornografía ilegal tomó relevancia en 2014 cuando hasta 500 fotografías y videos íntimos sustraídos de esta forma a actrices, modelos, deportistas o presentadoras de televisión se publicaron en un foro de Internet. A partir de ese momento se fueron publicando más contenidos robados a mujeres reconocidas en varias oleadas más, pero estos ataques también empezaron a lanzarse contra mujeres anónimas, que ven como contenidos digitales íntimos aparecen en páginas porno tras el hackeo de sus cuentas o la sustracción o pérdida de sus teléfonos móviles u otros dispositivos.

Fuente: Sin Embargo