El hijo de Bolsonaro posa armado junto a su padre en el hospital

Con una pistola en la cintura, el diputado Eduardo Bolsonaro posó en una foto junto a su padre, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en un hospital de Sao Paulo, donde se recupera estos días de una cirugía para corregir una hernia.

“Todo está bien con Jair Bolsonaro. Agradecemos una vez más al equipo médico que realizó la cirugía y a todos los que oraron, rezaron o de alguna manera enviaron energías positivas. Funcionó”, dijo el diputado en su cuenta de Twitter. En la imagen, Eduardo aparece junto a su padre, que se encuentra acostado, mientras él está de pie con un brazo apoyado en la cama, un gesto que levanta ligeramente la chaqueta y con el que se observa perfectamente el arma.

Candidato a asumir el cargo de embajador de Brasil en Washington –todavía necesita ser nominado por su padre y después aprobado por el Congreso–, Eduardo, de 35 años, tiene licencia para portar armas por su condición de escribano de la Policía Federal.

Siempre se ha mostrado como un firme defensor de la política de flexibilización del porte de armas que su padre promueve y un amante de la práctica de tiro deportivo.

En una ocasión destacó la importancia de desarrollar armas nucleares y aseguró que si Brasil tuviese un “poder bélico mayor”, sería más respetado a nivel internacional. El diputado es el más joven de los tres hijos del presidente.

En la visita oficial de Bolsonaro en marzo a Washington, Eduardo fue el único integrante brasileño en participar junto a su padre en la reunión privada con Trump en el despacho oval de la Casa Blanca. Hace dos semanas, en plena alarma internacional por los incendios de la Amazonia, Eduardo viajó a EE.UU. para agradecer al mandatario estadounidense, Donald Trump, su apoyo ante los devastadores fuegos.

Por su parte, en una nota, recogida por la prensa loca, el Hospital Vila Nova Star, en el que se encuentra ingresado el presidente, dijo que se acoge “íntegramente” a la legislación brasileña. “Las normas de seguridad que rigen el internamiento del presidente de la República, Jair Bolsonaro, en este hospital son responsabilidad de la Oficina de Seguridad Institucional (GSI)”, concluye.

Las redes se cuestionan

En las redes sociales, muchos internautas han criticado que el diputado acudiese con un arma al hospital, pero muchos otros también le han mostrado su apoyo.

“¿Qué quiere mostrar con eso? Para mí representa una afrenta idiota”, dice un usuario.

Le encanta posar con su arma en la cintura, ¿será esa su única forma de demostrar su virilidad? Lo está haciendo mal”, subraya otra.

Fuente: RT Noticias