EEUU coloca a Huawei y 70 de sus afiliados en su lista negra

En medio de las tensiones con Pekín, EE.UU. coloca al gigante tecnológico chino Huawei y 70 de sus afiliados en su llamada “Lista de Entidades”.

La información ha sido dada a conocer este miércoles por el secretario del Departamento de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, firmara la misma jornada una emergencia nacional que prohíbe a las compañías del país norteamericano usar equipos de telecomunicaciones fabricados por empresas que supuestamente intentan “espiar” a EE.UU.

En un comunicado, Ross ha señalado que Trump respaldó la medida, que “evitará que la tecnología estadounidense sea utilizada por entidades de propiedad extranjera en formas que puedan socavar la seguridad nacional o los intereses de la política exterior de Estados Unidos”.

Bajo esa orden, que entrará en vigor en los próximos días, EE.UU. impedirá a Huawei Technologies Co. Ltd —el tercer mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo— comprar piezas y componentes a las compañías norteamericanas sin la aprobación del Gobierno de Washington.

Al respecto, algunos funcionarios estadounidenses, citados por la agencia británica de noticias Reuters, opinan que la decisión le creará obstáculos a Huawei a la hora de vender algunos productos, debido a su dependencia de los proveedores estadounidenses.

Aunque el decreto del inquilino de la Casa Blanca no menciona países o compañías específicas, sí parece apuntar a Huawei.

En concreto, EE.UU. acusa a Huawei de que sus equipos podrían ser utilizados para el “espionaje”. La compañía, a su vez, ha rechazado en reiteradas ocasiones las acusaciones de Washington.

EE.UU. ha estado presionando activamente a otros países para que no usen equipos de Huawei en las redes 5G de próxima generación, que tacha de “no confiables”. En agosto de 2018, el mandatario estadounidense firmó un proyecto de ley que prohibía a su Gobierno usar equipos de Huawei y otro proveedor chino, ZTE Corp.

La promulgación de la orden en cuestión suscitará aún más tensiones en las relaciones entre Washington y Pekín, que están enfrentados en una prolongada guerra comercial.

Fuente: HispanTV