Cruce entre México y EU se dificulta y reduce por el coronavirus

La ciudad mexicana de Ciudad Juárez, y la estadounidense El Paso, separadas por un muro pero hermanadas desde hace décadas, parecen ahora más lejanas por la crisis del coronavirus, que ha dificultado el paso de un lado a otro y ha llenado a la gente de temor.

Tras un acuerdo entre los gobiernos de México y Estados Unidos el pasado 20 de marzo, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos limitó el cruce fronterizo a razones de fuerza mayor para residentes y ciudadanos estadounidenses.

Incluso prohibió el acceso a ciudadanos mexicanos a pesar de que cuenten con la llamada visa láser o tarjeta de cruce fronterizo, con el fin de reducir la expansión del coronavirus.

A raíz de esta decisión, se han reducido al comercio y a los viajes esenciales en los cruces de toda la frontera entre México y Estados Unidos, considerada la más utilizada del mundo y con un comercio de un millón de dólares por minuto.

Según constató a la agencia EFE, la decisión ha provocado un temor de traspasar la frontera para los paseños, ya que no están seguros si “la causa” de su visita a México será una razón válida para los agentes de migración.

Juana Juárez, residente en los Estados Unidos, se ha visto forzada a cruzar con temor, pero con la necesidad de brindarle ayuda a su madre, que necesita cuidados especiales.

“Yo de hecho no había pasado (de país), ahorita es la primera pasada que voy a dar. Y no sé ahorita que regrese, no sé. Me dicen que nada más que sea residente o ciudadano, y es todo”, comentó a EFE la mujer, quien acumulaba muchas dudas acerca de cómo lograría cruzar la frontera.

Agregó que si bien había postergado el cruce, para ella ahora ya es imprescindible, pues a su madre “le urge la ayuda económica”.

Como ella, miles de personas han reducido estos días sus cruces de país por temor a las medidas que podrían tomarse, o a no poder regresar.

Esto ha tenido una “ventaja”, ahora se pasa de país en escasos minutos, cuando antes se tardaba cerca de una hora en promedio.