Compara primera dama de Chile las manifestaciones con una ‘invasión alienígena’; Piñera pide perdón a inconformes

Un mensaje de audio de WhatsApp grabado por Cecilia Morel, esposa de Sebastián Piñera, que se ha filtrado a internet, causó polémica y descontento en un ya convulsionado Chile.

“Yo creo que lo más importante es tratar de nosotros mantener la cabeza fría, no seguir calentándonos, porque lo que viene es muy, muy grave”, se le escucha decir a Morel en la grabación, cuya autenticidad fue confirmada por el periódico trasandino La Tercera.

“Adelantaron el toque de queda porque se supo que la estrategia es romper toda la cadena de abastecimiento, de alimentos, incluso en algunas zonas el agua, las farmacias, intentaron quemar un hospital e intentaron tomarse el aeropuerto, o sea, estamos absolutamente sobrepasados, es como una invasión extranjera, alienígena, no sé cómo se dice, y no tenemos las herramientas para combatirlas”, sigue Morel.

Posteriormente, a través de su cuenta de Twitter, Morel reconoció que el audio lo envió en un momento en que se “sintió sobrepasada por las circunstancias”, y dijo que fue “un estado de ánimo personal”, que “lo hice parecer como un estado general de Gobierno. Lamento el desacierto.”

La primera dama sugiere a los destinatarios del mensaje que racionen la comida -le cuesta dar con el vocablo adecuado- y que se hagan a la idea de “compartir los privilegios” con quienes menos tienen

Fuentes gubernamentales indicaron al citado diario que la descripción de la situación hecha por Morel coincide con el diagnóstico hecho por las autoridades, y que conllevaría a la decisión de adelantar la hora del toque de queda que rige en varias ciudades del país trasandino.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha anunciado la noche del martes una serie de medidas para atender los reclamos de las manifestaciones en el país suramericano, que incluyen modificaciones a las pensiones y las tarifas eléctricas.

“Hemos escuchado fuerte y clara la voz de las chilenas y chilenos que han expresado pacíficamente sus problemas, dolores, carencias, sueños y esperanzas de una vida mejor”, dijo el mandatario durante un mensaje desde la Casa de Moneda de Chile.

Tras las protestas en el país suramericano, el mandatario reconoció “las legítimas necesidades y demandas sociales” que han enviado un “mensaje muy potente”.

“Es verdad que los problemas no se han producido en los últimos días, se venían acumulando hacía décadas”, señaló Piñera, agregando que los Gobiernos anteriores no “fueron” ni “fuimos” capaces de reconocer esta situación de inequidad y abuso.

“Le pido perdón a mis compatriotas”, agregó el mandatario chileno.

Fuente: Vanguardia