Comienza la producción de la vacuna rusa Sputnik V contra el COVID-19 en forma de polvo

El Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF, por sus siglas en inglés) anunció este martes el comienzo de la producción de la vacuna contra el covid-19 Sputnik V, desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, en forma liofilizada, según cita TASS, informó RT.

Esta versión del fármaco, que consiste en un polvo para preparar una disolución administrada por vía intramuscular, permite su almacenamiento a temperaturas de entre +2 y +8 grados centígrados, facilitando así su exportación a otros países.

“El RDIF y sus socios han iniciado la producción de la forma liofilizada (en seco) de la vacuna, la cual se almacena a temperaturas de entre +2 y +8 grados centígrados”, indicaron desde la entidad.

Y añadieron: “Este régimen permite difundir la vacuna en mercados internacionales, así como expandir su uso hacia zonas de difícil acceso, incluyendo regiones con clima tropical”.

Los acuerdos actuales entre el organismo ruso y las principales empresas farmacéuticas extranjeras permiten la producción de la vacuna en el extranjero para 500 millones de personas por año a partir de 2021. Actualmente, RDIF está considerando solicitudes adicionales de varios países y compañías para aumentar aún más la capacidad de producción.

Las primeras entregas al extranjero de la vacuna rusa Sputnik V se llevarán a cabo a los clientes en enero de 2021 en base a las asociaciones existentes con fabricantes extranjeros. Aquellos clientes que hayan presentado recientemente sus solicitudes podrán recibir los primeros lotes de la vacuna a partir de marzo de 2021.