Comienza el juicio al policía que mató a George Floyd: las claves del proceso

Nueve meses después de la muerte del afroamericano George Floyd, que desató enormes manifestaciones contra el racimo en Estados Unidos, comienza este lunes el juicio contra el policía blanco acusado del asesinato.

La selección del jurado empieza en Minneapolis en el caso contra Derek Chauvin, un ex oficial del Departamento de Policía de Minnesota (MPD) que fue filmado presionando su rodilla en el cuello de Floyd durante casi nueve minutos mientras el detenido, que estaba esposado, luchaba por respirar.

Miles de personas marcharon el domingo en esta ciudad del norte del país detrás de un ataúd blanco cubierto de rosas rojas para exigir “justicia”.

La multitud, muy diversa, permaneció mayoritariamente en silencio, sólo roto para gritar “¡Si no hay justicia, no hay paz!”. Una pancarta reproducía las últimas palabras de Floyd: “No puedo respirar”.Protesta del domingo en Minneapolis (Reuters)Protesta del domingo en Minneapolis (Reuters)

Las imágenes impactantes de la muerte de Floyd, de 46 años, el 25 de mayo, provocaron una ola de protestas de “Black Lives Matter” contra la brutalidad policial y la injusticia racial en Estados Unidos y en las capitales de todo el mundo.

El caso de Chauvin promete ser extraordinario en muchos aspectos: contará con abogados estrella, se llevará a cabo bajo estrictas medidas de seguridad y se transmitirá en vivo.

La Oficina del Fiscal General del estado de Minnesota convocó a Neal Katyal, un ex procurador general interino que ha litigado ante la Corte Suprema, para ayudar con la acusación. Katyal describió el juicio a Chauvin como un “caso criminal histórico, uno de los más importantes en la historia” de Estados Unidos.Derek Chauvin, actualmente fuera de prisión (EFE)Derek Chauvin, actualmente fuera de prisión (EFE)

Ashley Heiberger, una ex oficial que ahora trabaja como asesora sobre prácticas policiales, dijo que “el hecho de que un oficial haya sido acusado penalmente por un uso abusivo de la fuerza es en sí mismo un caso atípico”.

Es aún más raro que sean condenados”, agregó. “Existe una tendencia de los jurados a querer darle al oficial de policía el beneficio de la duda”. Sin embargo, las circunstancias que rodearon el caso de Chauvin, de 44 años, son tan preocupantes que “ningún policía u organización policial salió a defender su acción”, dijo.

Otros tres agentes involucrados en el arresto de Floyd, Alexander Kueng, Thomas Lane y Tou Thao, enfrentan cargos menores y serán juzgados por separado. Los cuatro involucrados en el caso fueron despedidos por el Departamento de Policía de Minneapolis.PlayEl momento en que el policía mata a George Floyd

Chauvin, que tenía 19 años en la fuerza, fue liberado bajo fianza en el otoño boreal y se espera que se declare inocente de los cargos de asesinato y homicidio involuntario. “Actuó de acuerdo con la política del MPD, de su capacitación y de sus deberes como oficial con licencia del estado de Minnesota”, dijo su abogado, Eric Nelson. “Hizo exactamente aquello para lo que estaba entrenado”, agregó.

Según Nelson, Floyd murió de una sobredosis de fentanilo. Una autopsia encontró rastros de esa droga en el cuerpo de Floyd, pero precisó que la causa de la muerte fue “compresión del cuello”.Derek Chauvin, Tou Thao, Thomas Lane y J. Alexander Kueng Derek Chauvin, Tou Thao, Thomas Lane y J. Alexander Kueng

Ben Crump, un abogado que representa a la familia Floyd, dijo el sábado que esperaba que el equipo de defensa cuestionara a Floyd por su carácter. “Tratarán que la gente olvide lo que ve en el video”, dijo.

Se necesitará un fallo unánime de los 12 miembros del jurado para colocar a Chauvin tras las rejas.

Si el policía no fuera condenado es probable que se produzca una nueva ola de manifestaciones contra el racismo. Las autoridades han movilizado a miles de policías y miembros de la Guardia Nacional para brindar seguridad durante el juicio. El juzgado del condado de Hennepin, donde se lleva a cabo el proceso, se asemeja a un campamento armado rodeado por barreras de concreto y cercas de alambre de púas.

Actores clave del juicio

El juicio comenzará el lunes a las 8 de la mañana (14 GMT) con la selección del jurado, un proceso delicado considerando la amplia publicidad que rodea al caso.

A los posibles jurados se les ha presentado un cuestionario de 15 páginas. “¿Qué tan favorable o desfavorable es usted acerca de Black Lives Matter?”, es una de las preguntas. “¿Alguna vez ha visto un video de la muerte de George Floyd? Si sí, ¿cuántas veces?” “¿Usted, o alguien cercano a usted, participó en alguna de las manifestaciones o marchas contra la brutalidad policial?”, también aparecen en el cuestionario.

Se prevé que los fiscales presenten el testimonio de una mujer negra que afirma que Chauvin usó fuerza excesiva contra ella en 2017 y también que el adolescente que filmó la muerte de Floyd sea llamado al estrado. No se espera un fallo antes de fines de abril.

COVID-19, cámaras y seguridad

El juicio de Chauvin, uno de los casos penales de mayor repercusión en la historia de Minnesota, tiene lugar durante una pandemia mundial que ha tenido un impacto dramático. Las precauciones para evitar la propagación del COVID-19 han limitado el espacio de la sala, lo que ha llevado al juez a juzgar a Chauvin antes que a otros tres agentes despedidos acusados de complicidad.

dado que la pandemia prácticamente ha eliminado la posibilidad de que el público se siente en la sala, el juez ha permitido que el juicio sea retransmitido en directo, algo poco frecuente en un estado que no permite habitualmente la presencia de cámaras en los tribunales.

Los funcionarios de la ciudad, el condado y el estado se están preparando para cualquier tipo de reacción que pueda suscitar el testimonio del juicio o el veredicto. El tribunal está rodeado de alambre de espino y de cuchillas y de barreras de hormigón, y se han establecido estrictas medidas de seguridad para proteger los procedimientos del juicio. Los dirigentes de la ciudad y del estado quieren evitar que se repitan los disturbios del año pasado, que destruyeron decenas de negocios y una comisaría de policía.

El juez

Peter Cahill, del conando de Hennepin, es respetado y tiene la reputación de ser un juez justo y sin pelos en la lengua. Comenzó a trabajar en la oficina del defensor público del condado en 1984 y trabajó durante 10 años como fiscal, sirviendo como asesor principal de la senadora estadounidense Amy Klobuchar cuando ella era la fiscal principal del condado.

Cahill es juez desde 2007 y ha sido juez principal. Es conocido por ser decisivo y directo. Se mantuvo firme en su decisión de permitir las cámaras de vídeo en el juicio a pesar de las objeciones del Estado, y de iniciar el juicio en marzo a pesar de las preocupaciones de los fiscales sobre la pandemia. También se negó a restablecer un cargo de asesinato en tercer grado, enviando a los fiscales a la Corte de Apelaciones -que dictaminó el viernes que debe reconsiderar esa decisión- y denegó las peticiones de la defensa de trasladar el juicio fuera del condado de Hennepin.

Fiscalía

Días después de la muerte de Floyd, el gobernador de Minnesota anunció que el fiscal general Keith Ellison se encargaría de la acusación del caso. La oficina del fiscal del condado sigue siendo parte del caso, pero la inusual medida fue una victoria para los defensores locales de los derechos civiles que dijeron que el antiguo fiscal del condado de Hennepin, Mike Freeman, no tenía la confianza de la comunidad negra.

Ellison, el primer fiscal general afroamericano elegido en el estado, ha servido anteriormente en el Congreso y ha trabajado como abogado defensor.

Su equipo de fiscales incluye a Matthew Frank, un experimentado abogado de la oficina de Ellison que recientemente ganó una declaración de culpabilidad en el caso de Lois Riess, una mujer de Minnesota que obtuvo cadena perpetua sin libertad condicional por matar a su marido en 2018. Riess se hizo famosa después de que huyera del estado, matara a una mujer en Florida y asumiera su identidad antes de ser capturada. También están a bordo: Jerry Blackwell, que el año pasado consiguió un indulto póstumo para un hombre negro condenado erróneamente por violación antes de los infames linchamientos de Duluth de 1920; y Steven Schleicher, un antiguo fiscal federal que dirigió el procesamiento del hombre que secuestró y mató a Jacob Wetterling en 1989.

La defensa

Chauvin, de 44 años, empezó a trabajar en el Departamento de Policía de Minneapolis en 2001, lo que le convierte en el más experimentado de los cuatro agentes implicados en la detención de Floyd. Fue despedido poco después de que saliera a la luz el vídeo de la detención de Floyd al día siguiente. Fue acusado días después y trasladado a una prisión estatal por motivos de seguridad. En octubre pagó una fianza de un millón de dólares y se le permitió vivir fuera del estado por motivos de seguridad.

Su abogado, Eric Nelson, es uno de los pocos abogados de Minnesota que suelen representar a agentes de policía. Uno de sus casos más importantes fue el de Amy Senser, la esposa del ex ala cerrada de los Vikings de Minnesota, Joe Senser, que fue condenada por la muerte de un chef de Minneapolis en 2011, que se dio a la fuga. Nelson argumentó que Senser debía ser condenada a libertad condicional, pero un juez le dio 41 meses de prisión.

Nelson también ha llevado casos de asesinato. Ayudó a ganar una absolución para un hombre de Minnesota que fue acusado de disparar fatalmente a su vecino desarmado en 2017. También ganó una absolución para un hombre de Wisconsin que testificó que temía por su seguridad cuando apuñaló fatalmente a un hombre que lo enfrentó en 2015. Nelson no ha dicho si Chauvin testificará durante su juicio, pero muchos observadores legales predicen que Chauvin subirá al estrado.

Fuente: Infobae