Chinos salen en masa a las calles, sin miedo a la pandemia

Millones de turistas locales acudieron en masa a los principales lugares turísticos de China durante las vacaciones de cinco días que comenzaron el 1 de mayo, señal de que el temor al covid-19 ya es un recuerdo lejano.

Este martes, las callejuelas de Pekín estaban llenas de visitantes, muchos sin cubrebocas, mientras que parejas de novios se sacaban fotos frente a la entrada de la Ciudad Prohibida.

Shanghai, la otra gran ciudad china, y sus atracciones también fueron invadidas por turistas locales durante el fin de semana.

En Wuhan, donde en diciembre de 2019 surgió la pandemia de covid-19 que azota al mundo, miles de personas sin mascarilla cantaron y bailaron hombro con hombro en un festival de música al aire libre.

A mediados de 2020, China logró controlar la circulación del virus tras decretar confinamientos estrictos y cierres de fronteras.

Este martes sólo se registraron 17 contagios entre viajeros en cuarentena.

En el primer trimestre de este año, la economía registró un espectacular crecimiento interanual de 18.3% en China, donde la vida ha vuelto casi a la normalidad.

Imposibilitados de viajar al extranjero debido a la limitación de los vuelos y a la cuarentena obligatoria para las personas que ingresan al país, los chinos se volcaron en masa al turismo local.

Las reservas de hoteles para estas vacaciones aumentaron en un 40% con relación a mayo de 2019, antes de la pandemia.

No obstante, el gobierno chino sigue siendo cauteloso ante el resurgimiento del virus e instó a los responsables y gerentes turísticos a limitar el número de visitantes y a identificar a los turistas.

Excélsior