Cascos blancos preparan provocación con armas químicas en Siria

Terroristas y cascos blancos preparan un ataque químico en las provincias de Idlib y Hama para luego acusar a Damasco y provocar una agresión de EE.UU. a Siria.

Fuentes locales citadas este martes por la agencia oficial de noticias siria, SANA, han informado de que los extremistas del Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham), junto a miembros de los llamados cascos blancos, están realizando preparativos para lanzar un ataque químico en Idlib (noroeste) y Hama (centro).

En concreto, las fuentes, que desean permanecer en anonimato, han precisado que los terroristas ya se han retirado de la aldea Yarynaz, en el distrito Maraat al-Numan de Idlib, como preludio al lanzamiento de ataques para “inculpar al Ejército sirio y crear un pretexto y justificar un acto de agresión estadounidense”.

Los terroristas y sus aliados planean usar gas cloro en sus provocaciones con armas químicas, han detallado las fuentes.

La semana pasada, también Rusia advirtió de otro intento de los terroristas de Al-Qaeda y de los cascos blancos —grupo que se hace pasar por organización rescatista y es apoyado por el Occidente— de lanzar un ataque químico para inculpar al Estado sirio.

Moscú y Damasco han advertido una y otra vez que aún existen almacenes de sustancias tóxicas de bandas extremistas vinculadas a Al-Qaeda, como la Organización de Liberación del Levante (Hayat Tahrir Al-Sham, en árabe) y los supuestos rescatistas cascos blancos, en Idlib.

A finales de marzo, se registró un ataque con gases venenosos por parte de los terroristas en una localidad en la provincia vecina de Hama, y provocó heridos entre los civiles.

Damasco denuncia que este tipo de ataques forma parte de una campaña que impulsan ciertos países occidentales para luego atribuirlos al Ejército sirio y justificar así una agresión de Estados Unidos y sus aliados.

En abril de 2018, EE.UU., el Reino Unido y Francia atacaron Siria con misiles y aviones de guerra en respuesta a un supuesto ataque químico en la localidad de Duma, en la capitalina provincia de Damasco, sin dar tiempo a que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) empezara siquiera a investigar lo ocurrido.

Fuente: HispanTV