Canadá alerta que niños autistas de allá son traídos y tratados en México con materia fecal humana

Las autoridades médicas canadienses señalaron este martes que los naturópatas del país no están autorizados para trasladar a México niños canadienses con autismo y ser tratados con trasplantes de microbiota fecal (TMF), un controvertido tratamiento.

Las autoridades médicas denunciaron que al menos un naturópata canadiense, el doctor Jason Klop, está transfiriendo pacientes con autismo a México para recibir píldoras y líquidos hechos con materia fecal humana.

En este contexto, la radiotelevisión pública canadiense, CBC, señaló que Klop ofrece el tratamiento a niños con autismo de Canadá y otros países del mundo en dos clínicas situadas al sur de Tijuana, en el noroeste de México.

El Colegio de Médicos Naturópatas de la provincia de Columbia Británica, en la costa del Pacífico de Canadá, advirtió en un comunicado que “si el doctor Klop está trasladando pacientes al extranjero para proporcionar tratamiento de trasplante de microbiota fecal, está operando fuera del ámbito de la práctica de los doctores naturópatas”.

En la provincia de Columbia Británica, donde ejerce su práctica el doctor Klop, los naturópatas no están autorizados a tratar pacientes con TMF, procedimiento que trasplanta bacteria y microbios de heces de personas sanas a pacientes con el objetivo de restaurar la fauna intestinal.

Los trasplantes de materia fecal son utilizados para tratar infecciones causadas por la bacteria Clostridium difficile, la cual provoca enfermedades gastrointestinales agudas, como diarreas a colitis.

En Canadá y Estados Unidos, el TMF no es un tratamiento recomendado para el autismo y las investigaciones sobre el uso de este tratamiento en casos de autismo están en su estado inicial.

Por su parte, el doctor Klop respondió a las denuncias en su contra argumentando que el TMF ha producido “mejoras dramáticas” a los niños con autismo.

El doctor Klop, quien cobra 15 mil dólares por el tratamiento que realiza en México, fue suspendido este lunes por la Asociación de Naturópatas de Columbia Británica, el grupo profesional de los naturópatas en la provincia canadiense.

La asociación ha calificado las acciones de Klop como muy graves y en “flagrante violación del código de ética” del Colegio de Médicos Naturópatas de Columbia Británica.

El peligro al que están expuestos los pacientes de trasplantes de materia fecal son infecciones; el año pasado, médicos del Hospital General de Massachusetts informaron que un paciente de cáncer bajo el TMF como parte de un tratamiento experimental, murió debido a que la materia fecal estaba contaminada con la bacteria mortal Escherichia coli.

¿QUIÉN ES JASON KLOP?

Jason se describe como “un médico naturista en un viaje para educar, empoderar y tratar a pacientes con problemas digestivos que incluyen: síndrome del intestino irritable (SII), sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO) y enfermedades inflamatorias del intestino (EII) como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Mi práctica se basa en Vancouver, Canadá, aunque consulto con pacientes y otros proveedores de atención médica de todo el mundo. Mi enfoque exclusivo en la práctica es la gastroenterología naturopática, lo que simplemente significa que trabajo con terapias naturales basadas en evidencia para superar y prevenir la recurrencia de enfermedades digestivas”.

En su página de la Internet –drjasonklop.com– afirma que recientemente cofundó una empresa llamada FMT Solution “que me permite usar los trasplantes de microbiota fecal (FMT) para tratar a pacientes con enfermedades digestivas extremadamente progresivas con resultados excepcionales. Debido a este trabajo, mi esposa me ha dado el nombre de ‘Poop Doctor’”.

Jason dice además que FMT Solution se fundó para proporcionar trasplantes de microbiota fecal (FMT) de alta calidad con supervisión médica para el tratamiento del autismo y la amplia gama de síntomas que conlleva estar en el espectro.

El doctor Klop dice que esa es la primera y única clínica en el mundo que duplica el protocolo de tratamiento desarrollado por el doctor James Adam y su equipo en la Universidad Estatal de Arizona. “A las 18 semanas, observaron una mejora del 80 por ciento desde el inicio en los síntomas relacionados con la digestión, así como una mejora del 25 por ciento en los síntomas relacionados con el autismo después de sólo ocho semanas de tratamiento diario con FMT. En un seguimiento de dos años, observaron una mejora del 80 por ciento en los síntomas digestivos mantenidos y se informó una mejora adicional del 20 por ciento en los síntomas relacionados con el autismo, para un total de casi el 50 por ciento de mejora desde el inicio del estudio”.

“Estamos dedicados a apoyar a los niños y las familias afectadas por el autismo para mejorar su calidad de vida, así como a impulsar más investigaciones y la eventual aprobación de los organismos reguladores y de aprobación de cada país para la inclusión de FMT como tratamiento para el autismo en todo el mundo”, dice Block en su sitio personal de la Internet que aún no ha sido cerrado, como ya hizo con otros sitios en las redes sociales, como es el caso de Facebook.

Fuente: Sin Embargo