Biden cancela construcción del muro con México y ordena proteger a ‘dreamers’

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó un decreto este miércoles con el que pone punto final a la construcción del muro fronterizo, uno de los estandartes de Trump durante su mandato.

Con la orden ejecutiva firmada por el nuevo mandatario termina la emergencia nacional decretada por el ex presidente, con la cual buscaba desviar fondos para este proyecto. 

En su primer acto en el Despacho Oval, Biden firmó un total de 17 decretos y proclamaciones destinadas a deshacer muchas de las medidas que tomó su predecesor, Donald Trump, varias de ellas relacionadas con la inmigración. ¿Qué es el DACA? El programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés) fue lanzado en 2012 por el entonces presidente de la nación, Barack Obama, cuando Biden era vicepresidente; se buscaba la protección temporal contra la deportación de personas inmigrantes que hubieran llegado de niños a Estados Unidos.

La frontera que divide a México de Estados Unidos tiene una longitud de 3 mil 142 kilómetros. En este espacio, el ex presidente Trump prometió un  “infranqueable, grande y hermoso muro”.

Esta idea la creó su proyecto insignia y hasta los últimos meses de su gobierno la defendió, asegurando en agosto de 2020 la construcción de 480 km.  Sin embargo, esta tarde con uno sus decretos, Biden ordenó acabar con la emergencia nacional decretada por su predecesor para desviar fondos hacia la construcción del muro en la frontera.

Eso permitirá al nuevo mandatario cumplir su promesa de frenar el proyecto estrella de Trump en la frontera, aunque Biden no planea derribar la parte de barrera ya construida por el político republicano, que se extiende a lo largo de 727 kilómetros de la zona limítrofe.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) dijo este mes que tiene fondos para completar otros 480 kilómetros de muro y que planeaba adjudicar contratos para hacerlo antes de que Biden llegara al poder.

Eso promete complicar los esfuerzos del presidente electo para frenar el proyecto, y es posible que solo pueda hacerlo una vez que se agoten los fondos ya comprometidos para ello.

Información de: MILENIO